Brasil está de moda
Flickr.com

Brasil está de moda, no es sólo que sea uno de los países con mejor comportamiento en los mercados, la designación de Brasil como sede de los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol previsto para 2014 se suma al largo listado de “medallas” lograda por esta economía los últimos diez meses.

Una economía sana y solvente

Brasil, económicamente hablando, ha logrado realizar una limpieza profunda de sus cuentas públicas reduciendo el endeudamiento y los niveles de inflación. Tan cohesionados y sustentables han sido sus logros en materia económica que, hace pocos días, Brasil pasaba a ser acreedor del FMI. Esto significa que tiene la potestad de comprar bonos del organismo por un importe total de 10.000 millones de dólares.

Los mercados: Fiel reflejo de la liquidez y estabilidad

Y si económicamente Brasil se ha comportado con responsabilidad y conocimiento a la hora de estabilizar y hacer crecer a su economía, el comportamiento de los mercados no se ha quedad atrás. La bolsa de valores de Brasil ha experimentado un crecimiento del 70% desde enero de 2009, convirtiéndose en el mercado de valores más rentable de America Latina.

Invertir siendo extranjero

Analizando el mercado desde el punto de vista de las opciones que una economía y un sistema financiero como el brasileño ofrecen, podemos decir que las formas de acceder al mercado de inversiones en Brasil, se reducen principalmente a tres.

  • Mediante la compra-venta de acciones cotizadas en el Latibex, indicador bursátil de valores en euros
  • Mediante la suscripción de fondos de inversión especializados
  • Mediante la compra de acciones de empresas con representación en Brasil

Uno de los principales aspectos que alientan a los inversores extranjeros es la fortaleza del sistema económico. Una fortaleza que invita a la reflexión de cómo ha logrado salir de la crisis en una situación más avanzada que, economías consideradas más desarrolladas.

Política, economía y crecimiento

No obstante, la fortaleza del sistema económico en Brasil no se circunscribe únicamente a las variables económicas. Brasil cuenta con un sistema político estable, un modelo productivo sostenido y un sistema financiero solvente, basado en las políticas llevadas a cabo por el Banco Central, políticas centradas en las materias primas e inversiones conservadoras.

Los datos de crecimiento de país en términos absolutos para 2010 nos hablan de crecimientos económicos del 4,5% del Producto Bruto Interno. El mercado crediticio ha comenzado a repuntar y el sistema vuelve a arrojar datos de consumo.

En el contexto del continente, las constantes revisiones de crecimiento de Brasil arrojan resultados óptimos para la economía brasileña.

La deuda pública, si bien ha aumentado para solventar la crisis, cuenta con una deuda fiscal que no pasará del 3% del Producto Bruto Interno siendo el endeudamiento total inferior al 40% del PBI y la inflación en descenso por debajo del 4%.

Los Juegos Olímpicos, grandes aliados

Sin ninguna duda, los Juegos Olímpicos son un gran incentivo para la economía brasileña. El grado de crecimiento económico que rodea una celebración de esta magnitud amortizará de inmediato la inversión pública en transporte, comunicaciones, hoteles, e infraestructura.

Las proyecciones de inversión hablan de más de 4.000 millones de dólares o lo que es lo mismo, un 1% del PBI. No podemos olvidar que, a estas inversiones se les debe añadir los efectos colaterales sobre su sector: Servicios, turismo, deportivo, financiero e incluso, inmobiliario.

Diversificar: La clave

Con las perspectivas de crecimiento y expansión de la economía brasileña para los próximos años, las recomendaciones de inversión se centran en la recomendación de diversificar las carteras, bien a través de fondos de inversión especializados o bien a través de las empresas extranjeras con presencia en la economía.

Una de las mejores alternativas de inversión es a través de un fondo de inversión, actualmente existen más de cincuenta fondos de inversión en renta variable de Brasil que invierten en empresas con representación en los mercados bursátiles. La rentabilidad acumulada de estos fondos de inversión es del 43% en los últimos doce meses.

Los más rentables

Entre fondos de inversión en renta variable brasileña más rentables, se destacan HSBC GIF Brasil con una rentabilidad acumulada del 123% en los últimos once meses.
El segundo de la lista es el Crédit Agrícole Funds Brasil, con una rentabilidad del 110%.

Y, para terminar el DWS Brazil, de la gestora DWS de Deutsche Bank, que acumula un 101,8% de rentabilidad en el año 2009.

Las inversiones mínimas requeridas parten de los 300 euros y se repercute una comisión de gestión que oscila entre el 1,5% y 2%.

Como recomendación final, únicamente ser conscientes que son inversiones de las catalogadas como de alto riesgo. El perfil de inversión debe contar con un horizonte temporal ilimitado y un alto grado de diversificación de la cartera.

Agregar comentario