Discriminación laboral
Discriminación laboral - Estados Unidos

La discriminación laboral es sancionada por la ley, y es deber de todo trabajador el presentar cargos en caso de verse perjudicado por alguna decisión arbitraria.

La discriminación consiste en la distinción o diferenciación que se hace de una persona o cosa en comparación con otra, sea a favor o en contra de ésta. Se entiende como discriminación social aquella que distingue entre las personas de acuerdo a un elemento o factor determinado, sin atender a los méritos individuales de cada uno, por ejemplo, jerarquizando a las personas según su edad, sexo, estirpe, condición, nacionalidad, etc.

Estados Unidos se ha preocupado de promover una legislación rica en contenidos ad hoc para eliminar el tema de la discriminación laboral de la que tanto se habló durante los años sesenta, ello gracias a la Ley de igualdad de salarios de 1963, la Ley de derechos civiles de 1964 y así otras normativas que propenden a la regularización de los derechos que cada persona tiene como trabajador frente a irregularidades públicas y privadas.

El tema de la discriminación laboral es muy complejo, pues no sólo debe reconocérsele en prácticas como el mobbing, sino también en otras áreas como por ejemplo:

  • Avisos de empleo
  • Selección de personal
  • Evaluación profesional
  • Contratación y despidos
  • Términos de la relación contractual
  • Beneficios laborales
  • Nivel de capacitación
  • Ascensos

Leyes que prohíben la discriminación laboral en Estados Unidos

Con la intención de trasparentar la posibilidad de trabajo y el desarrollo de los mismos a todos los habitantes de Estados Unidos, se han realizado distintas reformas legales y establecido nuevas leyes a lo largo de la historia para evitar que estos actos ocurran, ya que atentan contra los derechos fundamentales de todo individuo.

Algunas de las principales normativas legales federales que existen para evitar y condenar la discriminación laboral son:

  • Título IV de la Ley de derechos civiles que impide pueda discriminarse a las personas por su raza, color, religión, sexo y nacionalidad, actuando en concordancia además con las libertades individuales garantizadas por la constitución
  • Ley de igualdad de salarios de 1963, que impide pueda remunerarse de distinta manera a los trabajadores de acuerdo a su sexo en un mismo tipo de trabajo
  • Ley contra la discriminación laboral por edad de 1967, la que protege a aquellas personas que desarrollan un trabajo y tienen 40 años de edad o más
  • Título I y V de la ley para estadounidenses con discapacidad, que impide pueda discriminarse a quienes posean una discapacidad calificada tanto en el sector privado, como en sector público, sea éste local o estatal
  • Secciones 501 y 505 de la ley de rehabilitación de 1973, la cual impide que pueda discriminarse a aquellas personas que presenten una discapacidad calificada y trabajen en el gobierno federal
  • Ley de derechos civiles 1991, donde se dispone que en caso de mediar discriminación laboral intencionada, se deberá indemnizar al afectado económicamente
  • Ley de reforma de la administración pública 1978, dispone las normativas relacionadas con las prácticas prohibidas con los trabajadores, y fue creada con el objetivo de reglar y promover la equidad que afectaban al personal federal

¿Quién es el encargado de aplicar estas leyes?

Quien se encarga de la aplicación de estas leyes es la Comisión para la igualdad de oportunidades en el empleo en los Estados Unidos, también conocida como EEOC. Este organismo también está encargado de supervigilar la aplicación de todas las normativas que impiden se pueda poner en práctica cualquier tipo de decisión arbitraria contra los trabajadores por un tema de discriminación laboral.

Quien sienta que ha sido afectado y/o perjudicado por una decisión laboral injusta basada en la discriminación, puede acudir libremente a la EEOC y presentar los cargos que se estimen necesarios, así como también hacerlo ante la agencia estatal que corresponda para que investigue los cargos interpuestos. Es de vital importancia la asesoría de un abogado laboral especializado, quien pueda acompañarlo en el proceso que corresponda y asistirlo en la demanda que permita resguardad sus derechos como persona y trabajador.

Puntaje: