Wal-Mart Stores Inc se presentará en el Tribunal Supremo la próxima semana para rechazar la mayor demanda colectiva de discriminación sexual de la historia, presentada por trabajadoras que solicitan millones de dólares.

El Tribunal de EE.UU. escuchará los argumentos el 29 de marzo en un juicio contra la mayor cadena minorista del mundo, donde mujeres alegarán una pago menor y menos promociones ocurridos en las 3.400 tiendas estadounidenses, desde finales de 1998.

Los abogados de ambas partes debaten sobre si el pequeño grupo de mujeres que iniciaron la demanda hace 10 años puede representar una gran clase de empleados actuales y anteriores, lo que podría significar millones de mujeres.

Robin Conrad de la Cámara de Comercio de EE.UU. dijo que se trata de "el caso de acción colectiva más importante que enfrenta la Corte en más de una década".

El fallo, que se espera que tenga lugar, aproximadamente, a finales de junio, podría cambiar el panorama legal para las demandas de trabajo y afectar muchos casos.

Si Wal-Mart ganara, aún podría enfrentar demandas individuales de discriminación y si las trabajadoras ganaran, podrían continuar su demanda como un colectivo en el juicio.

Los expertos legales y analistas financieros, dijeron que Wal-Mart, compañía que recaudó más de $400 billones en ventas y $16 billones en ingresos netos el año pasado, tiene suficiente efectivo para continuar aún si perdiera el juicio.

Por su parte, Wal-Mart, fundada en 1962 y con sede en Bentonville, Arkansas, negó las acusaciones y dijo que ha operado bajo una política de restricción de la discriminación.

Puntaje: