Finalmente el derrame protagonizado por British Petroleum llegó a su fin y sólo resta acabar con el debate legal sobre el que tienen que responder la empresa y sus responsables.

Pozo petrolero de BP

El mayor desastre ecológico que haya vivido México fue presenciado por toda la humanidad el 20 de Abril del 2010, cuando la plataforma Deepwater Horizon, a 70 kilómetros de la costa de Luisiana explotó y dio paso al terrible derrame de crudo. Aunque los intentos de contención fueron muchos, el petróleo se expandió en una cantidad de 5 mil barriles diarios, acabando con el hábitat natural que allí reinaba. Hoy el almirante en retiro, Thad Allen, señaló que las maniobras de cierre del pozo Macondo 252 fueron realizadas con éxito.

El derrame de crudo se interrumpió a los 87 días, el 15 de Julio cuando se consiguió poner una tapa sobre el pozo, aunque la maniobra definitiva recién pudo llevarse a cabo el 17 de Septiembre a cuatro mil metros de profundidad inyectando lodo pesado y cemento por medio de un pozo de auxilio para así acabar con esta pesadilla ambiental.

Al menos hay 900 kilómetros de costa estadounidense afectada, lo que Barack Obama se comprometió fielmente a solucionar mediante las tareas de recuperación previamente definidas, así como también ayudar al Golfo de México, para que recupere su naturalidad y pueda echarse atrás la marea negra que tanto perjuicio provocó en un lugar tan hermoso.

La maniobra de contención no fue sencilla, y necesitó de 40 mil personas, 7 mil naves y más de una docena de agencias federales, estatales y locales para dar solución a este problema. Sin embargo, a pesar de haber terminado el programa de contención, la investigación sobre las causas que posibilitaron un desastre de esta envergadura siguen en curso y las explicaciones que ha dado British Petroleum (BP) son poco convincentes, pues ha declarado que hay otras empresas que comparten la culpa que trabajan en la plataforma, a saber Transocean y Halliburton.

Dentro de las acciones que BP ha realizado para reparar en parte el mal causado están el desembolso de más de 8 mil millones de dólares desde el inicio de la tragedia, la creación de un fondo de 20 mil millones de dólares para la compensación de las víctimas y también la disposición de ser requerida civilmente, donde tendría que hacerse cargo de cubrir una cifra de hasta 1,100 dólares por barril vertido, lo que de acuerdo a las estimaciones asciende a un total de 5 mil millones de dólares, en virtud de la aplicación de la Ley de Agua Limpia.

Por el momento las demandas en contra de la empresa de petróleo alcanzan las 68 mil, repartidas entre empresas y particulares, lo que significa un total de responsabilidad avaluado en 399 millones de dólares ya pagados.

Con el ejemplo que ha dado BP en su actuar irresponsable y completamente desinteresado por el medio ambiente, el Gobierno de Estados Unidos ha obligado a las petrolíferas que operan dentro del Golfo de México a cerrar de forma definitiva todos los pozos que no estén en uso y a desmantelar las plataformas que se encuentren abandonadas.

Agregar comentario