Energía Eólica
Foto cortesía de L'essenziale

La energía eólica puede definirse como el resultado de un proceso en el cual interviene la energía mecánica, que utiliza la fuerza del viento para convertirse en energía cinética, que al transportar el aire en movimiento se transforma en energía eólica, la cual permite accionar maquinarias con fines operativos o de generación de energía eléctrica. Resumiendo, es la energía que proviene del viento. Se considera, además, una forma indirecta de energía solar, ya que los cambios atmosféricos de temperatura y presión ocasionados por el sol, son los que generan los vientos.

Esta forma de energía es uno de los recursos renovables más limpios y sencillos de procesar, y un factor que interviene en la disminución del empleo de combustibles fósiles, por lo que es conocida también como la “energía verde”, y para que funcione de manera realmente productiva o rentable, los aerogeneradores se construyen agrupados en los denominados parques eólicos.

En la antigüedad

Las primeras referencias de este recurso natural se relacionan con embarcaciones egipcias del siglo V (a.c.), y con culturas antiguas como la china, babilónica y persa, que la empleaban en las moliendas y sistemas de riego. Después los europeos introdujeron cambios en el diseño de los molinos, extendiéndose su uso por todo el occidente. Junto al florecimiento de las civilizaciones, la fuerza del viento ha impulsado a grandes embarcaciones, sistemas de riego, y molinos, considerados patrimonios culturales en varios países.

¿Cómo se aprovecha?

Se usa para generar movimiento en algunas maquinarias. La energía eólica mueve una hélice que a su vez hace girar un rotor de generador, produciendo energía eléctrica, en este caso se habla de aerogeneradores.

Cuando se conecta a una bomba, se tiene un molino con los mismos principios de los molinos de viento más antiguos que se conocen, cuyos pioneros fueron los persas. También se han creado las aerobombas y los molinos multipala, que extraen agua de los pozos sin otra intervención que la fuerza de los vientos.

Existen asimismo, aerogeneradores que funcionan de forman aislada, para atender la demanda de energía en pequeñas comunidades agrícolas (riego, bombeo) e incluso con aplicaciones domésticas (aparatos eléctricos e iluminación), en lugares apartados.

Ventajas

  • Es renovable y abundante
  • No utiliza combustión, por lo tanto es una energía económica
  • Es limpia, no contamina
  • Aprovecha las zonas áridas, o no cultivables por su topografía
  • No daña el suelo y sus fines agrícolas o ganaderos
  • Genera empleo
  • Garantiza autonomía por más de 80 horas, sin conexión a redes de suministro
  • Es segura y confiable
  • Ahorra gasto de combustible en centrales térmicas y/o hidroeléctricas
  • Su impacto ambiental es bajo

Desventajas

  • Es discontinua, su intensidad y dirección cambian repentinamente
  • Depende de fuentes tradicionales para su funcionamiento
  • Las centrales térmicas de respaldo aumentan el consumo energético
  • Requiere cables de alta tensión cuatro veces más gruesos para evacuar la producción
  • La fluctuación en la intensidad del viento produce apagones y daños
  • No es almacenable
  • Presenta serios inconvenientes de carácter técnico en su producción

Incidencias ambientales

  • La necesidad de centrales térmicas genera emisiones de dióxido de carbono
  • Algunos parques ocupan zonas protegidas
  • Los aerogeneradores afectan muchas rutas migratorias de aves y murciélagos
  • Se produce un choque visual y paisajístico al entrar en contraste los elementos naturales horizontales con los aerogeneradores verticales y se crea el denominado efecto discoteca, que se produce con la proyección del sol detrás de los molinos
  • Produce contaminación sónica

Países líderes

En orden de producción, estos son los países que lideran el manejo de energía eólica a nivel mundial:

  1. Estados Unidos
  2. Alemania
  3. China
  4. España
  5. India
  6. Francia
  7. Italia
  8. Inglaterra
  9. Dinamarca
  10. Portugal
  11. Canadá
  12. Países Bajos
  13. Japón
  14. Australia
  15. Grecia
  16. Suecia
  17. Irlanda
  18. Austria
  19. Turquía
  20. Brasil

En América Latina se están dando los pasos iniciales para desarrollar el aprovechamiento eólico. Brasil lidera esta iniciativa seguido de México, Chile, Costa Rica, Argentina, Nicaragua, Uruguay, Colombia, Cuba y Perú.

Aumentan los proyectos eólicos

A pesar de las críticas provenientes de algunos sectores científicos y ecologistas, se evidencia un notable incremento de la demanda, y cada vez más países se muestran interesados en aplicar esta alternativa. A ese respecto, del 21 al 25 de septiembre del corriente, se celebra la Feria Mundial de Energía Eólica en Husum, Alemania, con la concurrencia aproximada de 950 empresas de 30 países. El futuro de la energía eólica está garantizado.

Puntaje: