Aprenda de los mejores para luego disfrutar de su propio éxito

El éxito en los negocios y en la vida requiere de tener una mente abierta. Para prosperar, usted tiene que estar dispuesto aprender y eso significa volverse un estudiante.

"La educación formal le dará una vida, la educación libre le dará una fortuna", dice Johnna Parr, autora de "When the Dream is Big Enough". Empresaria que dirige junto a su marido Matt un negocio de red de mercadeo, Parr nunca pensó ser buena estudiante. Pero cuando ella estaba tratando de empezar su propio negocio, se dio cuenta de que tenia que aprender las lecciones de aquellos que ya eran exitosos.

"Yo escuche y absorbí todos los conocimientos de los líderes de los negocios", dijo Parr. "Tomé las notas, las revisé e implementé lo que aprendí". Hoy Parr es más profesora que estudiante; ella ayuda a otros empresarios a realizar sus ambiciones. Una de las primeras cosas que ella le dice a sus futuros empresarios es que tienen que hacerse educadores.

Parr dice que todos los empresarios experimentan diferentes etapas de aprendizaje

Etapa 1: "Yo no se nada"
Cuando las personas empiezan una nueva carrera, tienden a ser alumnos entusiastas, escuchan grabaciones educativas, llamadas por conferencia, leen libros y siguen fórmulas establecidas por los líderes de la industria. Sus negocios empiezan a crecer. Pero nadie se mantiene en esta etapa por siempre.

Etapa 2: "Yo lo se todo"
Tarde o temprano, todos pasan por esta etapa, a menudo destruyendo su negocio en el proceso. "Algunas personas creen equivocadamente que si logran un objetivo, o tienen algún éxito, ya no necesitan aprender o crecer", dice Parr. Pero este pensamiento estancado conlleva a un negocio estancado.

Etapa 3: "Yo no lo se todo"
Los empresarios en esta tercera etapa saben que pueden llevar buenas ideas a la mesa, pero también se dan cuenta de la importancia de las contribuciones de los demás. Ellos forman un grupo creativo y tratan de no dejar nunca de crecer y mejorar como líderes. Porque son buenos estudiantes, ellos también se vuelven buenos profesores. La creencia en sí mismos y sus objetivos les permite estar de acuerdo sobre temas importantes que desacuerdan.

Pocas personas poseen naturalmente las habilidades para tener éxito en su negocio. El éxito es un viaje que requiere la habilidad de enseñar y de aprender. Sin estas cualidades, realizar el sueño puede ser imposible.

Agregar comentario