Existe una indivisible relación entre la fidelización de clientes como forma de incrementar la competitividad, la generación de beneficios y el éxito en cualquier actividad empresarial y… la necesaria asunción de pautas de comportamiento básicas y no transables como son la palabra, el compromiso y la confianza.

Una trilogía aplicable a cualquier escenario que analicemos es, desde el punto de vista del emprendimiento como parte la empresa, la clave de la fidelización.

El término fidelidad proviene del termino compromiso, es consecuencia de él, no existe fidelidad sin compromiso. Éste, es imposible sin la palabra y, no existe confianza en un mundo sin palabra.

Toda empresa tiene claro a qué tipo de mercado se va enfrentar y cual es la forma de crear al sinergias necesarias para establecer los cimientos de lo que serán los lazos futuros que incrementen la capacidad y actividad productiva y la obtención de beneficios para ambas partes.

Las empresas que se basan en los beneficios sin proyección, y entiéndase el término empresas de forma bidireccional, hablando tanto del cliente como empresa demandante de servicios, como el proveedor como empresa suministradora, los beneficios tienen que estar sustentados, ser sólidos y estables y, por lo tanto basados en la confianza, en la fidelidad.

¿Cómo fidelizar?

Bien, ya hemos sentado una premisa fundamental, la fidelización es retroalimentadota, si bien el cliente es lo primero, el cliente requiere para un beneficio sustentable, que se produzca una sinergia, una retroalimentación entre el cliente y el proveedor.

En el momento actual, parámetros de articulación de relaciones clientes-proveedores, basados en responsabilidad social, ecológica y humana, acceso y gestión de las nuevas tecnologías, consolidación de permanencia, coherencia y equilibrio entre la producción y el marketing, son las variables que regulan el marco empresarial.

La clave de la fidelización consiste en alejarse en las proyecciones, en el camino en el que se están recorriendo sub objetivos parciales, del ámbito comercial. No hablamos de convertirnos en el altruismo en su más pura esencia, sino equilibrio necesario entre la generación de beneficios necesaria y, el asentamiento de políticas de fidelización basadas en concepto de impacto, perdurable y no transables; el compromiso, la palabra y la confianza.

Una de las garantías del éxito en la fidelización de los clientes, está en la capacidad de articularse que tengan los proveedores, las etapas necesarias para la organización y adaptación a las nuevas tenencias y las nuevas necesidades de sus clientes y su capacidad para realizar los ajustes necesarios en su método para adecuar su estrategia de trabajo.

Y es que el marketing y los negocios, deben regirse por la garantía y de nuevo, la garantía, es sinónimo de compromiso y de palabra.

La fidelización consiste en cumplir con las expectativas del cliente para que se establezca tal nivel de sinergia que no se cuestione un cambio.

Conclusiones

Las técnicas de marketing relativas a la fidelización se basan en asegurar las carteras de clientes. Siempre es fundamentl pero en épocas de convulsión y cambios se transforman en vitales, para asegurar las proyecciones financieras y aprovechar las oportunidades inmersas en la crisis y, para ello, la honestidad, el compromiso y la palabra… son, sin duda, las claves del éxito.

Puntaje: