Obama baja pierde apoyo Latino
Barack Obama baja en las encuestas perdiendo apoyo Latino

Una encuesta llevada a cabo por al empresa Gallup entre el 2 de Enero y el 31 de Mayo del 2010, entrevistó a 12 mil habitantes blancos, mil hispanos y 950 afroamericanos por mes. El margen de error es de 1% por encuestado blanco y 4% para afroamericanos y latinos.

Las estadísticas demuestran que de un respaldo oficial del 69% para Obama por parte del sector latino, éste bajo al 57% en Mayo ¿A qué se deberá la baja de la popularidad del mandatario? Según los expertos a cargo de la encuesta, las bajas de popularidad en el sector latino se deben a la frustración de éstos ante la falta de iniciativa por cumplir las promesas de cambios en el tema inmigratorio, tema sobre el cual se había comprometido en campaña.

En lo que respecta al apoyo del sector de la población blanca, se mantiene el 41% y por parte de los afroamericanos se observa un 91%, porcentajes que sin muy distintos a la realidad vivida tras la elección en el 2008, donde acaparaba el 67% de las preferencias latinas.

Tropiezos y promesas incumplidas

La primera baja de 10 puntos en el nivel de popularidad ocurrió en su primer mensaje anual, aquel en que no tocó en demasiada profundidad el tema de los inmigrantes y la situación en que se encuentran. La segunda gran caída fue en el mes de abril, cuando participó de un acalorado debate en el que sus declaraciones se interpretaron como una renuncia “tácita” al trabajo sobre una reforma inmigratoria completa.

Tras una visita del representante demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez, declaró a los hispanos que el presidente prácticamente había dejado la reforma migratoria para “otra ocasión”, pues no se dieron las condiciones necesarias como para emprender un proyecto de esa magnitud… a lo que los hispanos respondieron con tristeza y desazón tras ser postergados una vez más por las autoridades.

Finalmente, la comentada Ley Arizona, terminó por acribillar las esperanzas latinas de salir adelante en un Estados Unidos cada vez más complejo, quienes vieron en su presidente apenas la intención de pedir al Departamento de Justicia que investigara si la ley es o no inconstitucional, algo que es absolutamente obvio toda vez que la detención es por “sospecha razonable” y no por motivo fundado sobre cualquier indocumentado, con el uso de la policía para detener, interrogar y solicitar la documentación a quien se estime conveniente. Esta práctica, a opinión personal del autor del presente artículo, raya en el límite de la legalidad y la xenofobia contra un grupo humano inocente. Como era de esperarse, el Departamento de Justicia nada dice y los “controles” siguen.

Un dato interesante es que, de los latinos que respondieron la encuesta en inglés, el porcentaje de apoyo actual bajo del 65% al 60%, mientras que en los latinos que contestaron en español, el apoyo descendió de forma marcada desde el 73% al 52%, quizás demostrando con ello el sentimiento de indefensión más acentuado que padecen.

Puntaje: