Comienza una nueva semana con la premonición de viejas perspectivas. No se cree, en lo previo, que existan novedades positivas en el mercado bursátil en estos días, aunque todos ruegan porque no hayan novedades negativas. Hoy lunes no opera Wall Street debido al feriado de “Día de los caídos”.

Se presumen anuncios de reajustes en Europa. Corren rumores sobre el Banco Central Europeo, quien al parecer recortaría las tasas de interés. El mercado está muy susceptible y cualquier noticia que llega del viejo continente es tomada con temor y desconfianza.

El viernes, último día de operaciones, las bolsas de mayor jerarquía cerraron a la baja. El Dow Jones, fundamental parámetro neoyorquino retrocedió 1,19%. Culminando así el oscuro fin de semana como uno de los más nefastos meses que se recuerden. El S&P 500 descendió 1,24%. El Nasdaq bajó 0,91% quedando de esta manera en dos mil doscientos cincuenta y siete puntos.

Teniendo en cuenta las pérdidas sufridas el viernes 28 de mayo, el Dow Jones ha acumulado un desmoronamiento durante mayo del 8%. El S&P 500 junto con el Nasdaq oscilante en un 8,5%.

La agencia Fitch bajó la nota a la deuda de España, de AAA, una nota óptima, a AA+, es una puntuación menor, ya que se prevé que la recuperación del país demorará más de lo previsto. España es una de las economías que mayor dificultad de crecimiento tendrá dentro de la eurozona. Vale destacar que en el mes de abril Standard & Poor’s había hecho una rebaja en la nota a la liquidez española, de AA+ a AA.

Las bolsas de Europa culminaron con una baja de 0,3%

En Estados Unidos los mercados estarán expectantes a la información sobre la tasa de desempleo, que será brindada el viernes 4 de Junio. En abril, si bien se crearon 300.000 nuevas fuentes laborales, el índice de desempleo no bajó.

Puntaje: