Estados Unidos casi alcanzó trescientos mil nuevos puestos de trabajo en el mes de Abril 2010. Sin embargo la tasa de desempleo se incrementó rondando el diez por ciento.

El gobierno de Estados Unidos vaticinó un alza económica para este año y aseguró que disminuirá el desempleo. La economía podría crecer hasta un 3,7%, lo que representa buenas perspectivas frente a los pronósticos de enero que no llegaba al 3%.

Las estadísticas indican que el pasado mes de Abril 2010, Estados Unidos casi alcanzó trescientos mil nuevos puestos de trabajo. A pesar de las proyecciones de los analistas que creían que no se llegaría a los doscientos mil. Con una tendencia al alza desde los últimos meses, la satisfacción es aún mayor si se tiene en cuenta que de todas esas nuevas fuentes laborales, menos de sesenta mil fueron creadas por el Estado, el resto es trabajo genuino de empresas privadas. El sector servicios es el que mayor ocupación ha requerido. Mientras que el sector de la construcción también ha seguido en escala ascendente en la contratación de personal.

Sin embargo, la tasa de desempleo se incrementó rondando el diez por ciento. Esto produjo un poco de desazón, teniendo en cuenta los augurios que marcaban las nuevas fuentes laborales creadas. La pasada semana, según fuentes del Departamento de Trabajo, veinticinco mil personas se acogieron a los subsidios por desempleo. Elevando la cifra a cuatrocientos setenta y un mil.

Hasta mediados del mes de Mayo de2010 la cantidad de subsidios habían disminuido en cuarenta mil, para luego repuntar a las cifras actuales. Asimismo, quienes ya hicieron usufructo del subsidio y se les otorga dinero bajo programas de emergencia decayó en más de setenta mil. Esto es un punto a favor, pues es un número importante en el que se ha descendido, máxime tratándose de los programas especiales de emergencia.

En Miami y Florida, por ejemplo, donde la tasa de desempleo es superior a la media, se redujo al doce por ciento. Medio punto, puede parecer poco, aunque cuando se está saliendo de una crisis no deja de ser alentador.

Agregar comentario