Las grandes potencias del mundo se reunieron hoy en la cumbre del G20, en Seúl, Corea del Sur, para tratar diversos asuntos entre los que se destaca la llamada "guerra de divisas".

Bajo el lema "Crecimiento compartido más allá de la crisis", la cumbre comenzó de manera oficial hoy jueves 11 de noviembre por la noche.

La reunión se inició con una recepción en el Museo Nacional de Corea, donde el presidente Lee Myung-bak saludó a los 20 líderes, a las 5 naciones invitadas y a las 7 organizaciones internacionales.
La cena empezó con dos temas claves: la moneda y el comercio.

El presidente Myung-bak, instó a los participantes a cooperar a fin de obtener resultados significativos que aporten cambios favorables a la economía mundial.

Los líderes del G20 llegaron a un acuerdo acerca de los temas que serán parte de la agenda de la cumbre, aparte de los nombrados con anterioridad, entre los que se destacan: la red de seguridad financiera global, el desarrollo y la reforma de la regulación financiera.

Situación de Estados Unidos

Días previos al encuentro, Estados Unidos y Corea del Sur anunciaron que no habían podido llegar a un acuerdo de libre comercio antes del inicio de la cumbre. Por este motivo surgió un cierto temor a que se genere una disputa entre Estados Unidos y China por el asunto de las divisas, sin embargo, el comienzo de la reunión fue en buenos términos.

Por lo pronto, Obama tiene previsto conversar con dos figuras vitales para la economía de Estados Unidos: el presidente chino, Hu Jintao, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Los debates continuarán a lo largo del viernes y el presidente de Corea estaría anunciando la Declaración de Seúl durante mañana .

Agregar comentario