Foto de Coyuntura Economica

Hugo Chávez recibe a Lula el mismo día que Venezuela ingresa al Mercosur

"Chávez y Lula se reúnen en Venezuela, nuevo país miembro del MERCOSUR"
Lula y Chavez
Flickr.com

El encuentro bilateral entre Luiz Inácio Lula da Silva y Hugo Chávez se produjo el viernes 30 de octubre, y en él los jefes de Estado de Brasil y Venezuela trataron sobre las cuestiones comerciales más importantes para sus intereses de crecimiento económico en los próximos meses.

Lula llegó a Venezuela el mismo día en que el Senado brasileño autorizaba al país bolivariano la entrada en el MERCOSUR, una cuestión que hasta el momento había preocupado a numerosos miembros del gobierno venezolano, y que finalmente se ha resuelto a su favor.

Al haber obtenido el apoyo de Brasil, a Venezuela únicamente le queda pendiente la aprobación de Paraguay para ser miembro de la organización más importante de mercados de Sudamérica.

En el encuentro que los dos gobernantes mantuvieron se trataron los rasgos concluyentes de una maniobra conjunta para la apertura de una refinería de la empresa Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA) en Pernambuco, una de las regiones con petróleo más significativas de Brasil.

Image

Este acuerdo se ha aprobado no sin antes superar numerosas oposiciones en Brasil, donde la oposición al gobierno de Lula ha destacado que el hecho de tener como socio al gobierno de Hugo Chávez simboliza apoyar su causa política y lo que consideran sus aspiraciones para “dominar toda Sudamérica a medio plazo”. Tanta polémica se levantó que los gobiernos han tenido que negociar desde el año 2005 para finalmente alcanzar el fin de las negociaciones en esta última reunión. El Partido de los Trabajadores, en el gobierno de Brasil, consiguió recabar los apoyos suficientes para firmar el acuerdo de la refinería en Pernambuco.

La inversión ya comenzó sin embargo antes de conseguir alcanzar los acuerdos con PDVSA, desde el pasado año 2008, la empresa PETROBRAS ya comenzó las obras para la construcción de la refinería, cuyo costo asciente a aproximadamente 12.000 millones de dólares (más de 8.000 millones de euros). La instalación estará operativa a partir de principios del 2011, y podrá tratar con hasta 230.000 barriles diarios.

El último encuentro del mandatario brasileño con Hugo Chávez sirvió también para inaugurar el nuevo consulado de Brasil en Venezuela.

En la reunión se trató también la necesidad de contribución de la industria brasileña para apoyar a Venezuela en su lucha contra la dependencia de alimentos importados desde el exterior. En este apartado también se firmó un acuerdo para instalar empresas alimentarias brasileñas en territorio venezolano durante los próximos meses.

Desde hace años, los dos líderes sudamericanos mantienen encuentros cada trimestre para abordar las necesidades y tratados comerciales entre ambas naciones. Fruto de esas reuniones han surgido importantes beneficios para ambos países sobre todo en el plano económico, pero también en la construcción de viviendas, y además en el desarrollo de nuevas tecnologías.

Sobre tecnología también se firmaron importantes acuerdos bilaterales, que permitirán a Venezuela obtener nuevos datos para desarrollar maquinaria industrial y también utilidades a la hora de mejorar el rendimiento de las cosechas agrícolas. Ningún gobierno se pronunció, sin embargo, sobre si se firmaron acuerdos tecnológicos que posibilitasen mayor desarrollo armamentístico.

Sin embargo las oposiciones de cada nación criticaron en varias ocasiones los acuerdos, unos – desde Venezuela – porque el país está creando una dependencia económica hacia el gigante brasileño, y otros – en Brasil – porque se está apoyando el proyecto de bolivarianismo de Chávez al contribuir al crecimiento económico de su país.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.