Bases militares Colombia
Bases militares Colombia

El acuerdo que sostuvo Álvaro Uribe con Estados Unidos para establecer bases militares en Sudamérica quedó en suspenso luego de que se haya estimado necesita ratificación constitucional para que pueda ser llevado a cabo. El parlamento en Colombia debe revisar el trato que se hizo entre Uribe y Estados Unidos, con lo que además se va a apartar aún más al ex presidente del Gobierno y de paso se da mucho de qué hablar a todo Latinoamérica.

El establecimiento de bases militares norteamericanas en Colombia forma parte del Acuerdo Complementario para la Cooperación y Asistencia Técnica en Defensa y Seguridad, y tenía contemplada la instalación de siete bases militares que ahora quedarán finalmente suspendidos por un plazo de diez meses hasta ver si procede o no la decisión.

Que Estados Unidos marque una presencia tan marcada en un país sudamericano, no deja indiferentes a los vecinos, especialmente a Venezuela, quien ha dicho muchas veces que se trata de una especie de invasión y que Uribe cometió un grave error. Firmado el 30 de Octubre el acuerdo, recibió toda la preocupación del Gobierno que en ese entonces llevo a cabo una publicidad a favor de la medida y anticipó formaba parte de una estrategia de protección a Colombia.

La postura oficial de Uribe el 20 de Julio del 2009, fue asegurar a los colombianos que no se iban a instalar nuevas bases para Estados Unidos, sino que se ayudaría a fortalecer las posiciones colombianas. Aseguró también que la soberanía nacional no estaba en discusión, así como tampoco la integridad del país, pues Estados Unidos no intervendrá en la política colombiana. La llamada de atención de Hugo Chávez tuvo eco en Brasil, Chile, Bolivia y Nicaragua. Los gobernantes de Chile y Brasil dijeron en su momento que aunque era una iniciativa que complicaba el escenario geográfico y lo desordenaba un poco, no se entrometerían en las decisiones de un país soberano como Colombia.

Por otra parte, Chávez y Morales convinieron en que una opción como la de Colombia, facilitaba a Washington la posibilidad de “atacar” los procesos revolucionarios que se estaban gestando en América. Fue tanta la presión que se produjo, que Uribe en su momento inició una gira promotora en Perú, Chile, Brasil, Paraguay, Argentina, Bolivia y Uruguay, pues tenía que conseguir explicar a sus pares lo que estaba a punto de hacer. Cuando se estaba dando la gira, Estados Unidos ya tenía previsto 46 millones de dólares para ampliar una de las pistas de aterrizaje estratégicas ubicadas en Colombia.

Siete son las bases que formaban parte del acuerdo, uno que hasta el 7 de Agosto era para todos un plan lleno de bondades para el país o al menos que convenció a Juan Manuel Santos de que lo que se hacía estaba bien. Una de las causales por las que se procedió sin más trámite a la firma del tratado, es que supuestamente actuaba como complemento al que existía entre ambos países desde 1974.

Puntaje: