El mercado inmobiliario ha mostrado mejorías en Estados Unidos, aunque preocupa el inventario sombra que hay de casas sin vender.

Casas sin vender
Casas sin vender

El inventario sombrío de viviendas sin vender no asusta a las personas como ocurría antes; el precio de las viviendas ha aumentado, al igual que la producción de las mismas. Lo queramos creer o no, el número de propiedades sin vender es el más bajo de la última década. En diversos artículos publicados sobre el tema se ha dicho, repetidas veces, que los pesimistas en el mercado inmobiliario han tenido que retractarse en muchas formas.

El economista en jefe de Capital Economics para Estados Unidos, Paul Ashworth, ha cambiado su esquema al notar que la administración de Obama ha hecho más fácil a las personas refinanciar, por lo que son menos los que han tenido que caminar fuera de sus casas. Ashworth reconoce que en un comienzo se mantenían escépticos los economistas en este tema, aunque la diferencia que se ha marcado es significativa.

Si bien es cierto las muestras de recuperación son claras y contundentes, todavía quedan ciertas dudas en los inventarios sombríos que quedan de casas sin vender, por lo que hay que preocuparse de que la recuperación de los bienes raíces sea completa antes de arriesgarse a invertir.

Razones por las que preocupan los inventarios sombra de bienes raíces:

1

Casas abandonadas

Hasta el momento las casas que se han conseguido vender son las mejor mantenidas, pues alcanzan mejores precios, pero quedan todavía muchas propiedades que han comenzado a deteriorarse y que los bancos simplemente no pueden vender, señala Joshua Rosner – analista bancario de Graham Fisher en NY. La venta de estas propiedades generará una depresión en el mercado y obligará a que los bancos asuman grandes pérdidas.

2

Casas rentadas por obligación

Un gran número de casas han terminado siendo rentadas al no poder ser vendidas por sus dueños. Hay que recordar que estos inmuebles no forman parte del inventario sombra al que hemos hecho referencia, si los agregamos, el mercado que tenemos de venta potencial se exacerba completamente.

3

Actitud de los constructores

Una de las advertencias que ha entregado Nela Richardson, analista senior de economía en Bloomberg Government. Nela observa que el actuar de los constructores puede ser perjudicial si éstos se entusiasman con la recuperación y nuevamente construyen más de lo que se debe. Hay indicios claros de que el aumento en el precio de las viviendas está ocurriendo, aunque en volúmenes muy bajos, y eso con hipotecas de por medio es difícil de conseguir así como también lo es con aquellos que no tienen calificaciones de crédito altas. Lo peor que podría suceder es que los constructores adoptaran una actitud especulativa en este punto.

4

Problemas de préstamo

Uno de los problemas que más se ha visto en el último tiempo es el relacionado con los préstamos, ya que los bancos están siendo golpeados fuertemente por los nuevos parámetros regulatorios, señala Christopher Whalen, director de Tangent Capital Partners en NY. Actualmente la ejecución hipotecaria requiere de la aprobación de los jueces en diferentes estados como Connecticut, y eso pesa en el mercado.

5

Fragilidad económica

Cualquier debilitamiento que sufra el sistema económico, y la leve recuperación del sector de los bienes raíces terminará echada por el suelo. Para el economista de la universidad de Yale, Robert Shiller, el declive en los precios de los bienes raíces es preocupante todavía, quien agrega lo complejo que es confiarse de este mercado que, a la luz de lo que muestra su historia, es de muy difícil predicción.

6

Problemas de préstamo

La recuperación de los precios en las viviendas seguirá siendo incierta mientras la oferta sea mayor a la potencial demanda, como es el caso actualmente. La mejor cura para cualquier crisis de mercado es dejar que los precios bajen hasta el punto en que se depure todo nuevamente, señaló el economista Anthony Sanders de la Universidad George Mason. Como esto no ha ocurrido, dice Sanders, la recuperación de la que estamos hablando puede ser un pequeño oasis en el desierto.

Agregar comentario