Foto de Daniel Stack

El concepto actual de Democracia

Las anti, las pseudo y las verdaderas... y por dónde se viene el cambio: Información y educación, quizás
Pseudo democracia

Los atentados a las democracias latinoamericanas vienen arrasando desde varios frentes por lo que cabe denunciar esta cuestión para generar una cohesión entre los que repudiamos esta masiva degradación de los valores y derechos del ser humano.

Una erosión creciente en la posibilidad y capacidad del los pueblos para auto gobernarse está afectando principalmente a los países con economías débiles y con riquezas naturales deseables, donde incide el interés de las grandes empresas.

América Latina está en la mira por su potencialidad productiva, su existencia explotada o no de reservas energéticas y por sus políticas económicas vulnerables a la intervención de grandes capitales.

Las formas de intervención responden a varias rutas de “enajenación” o pérdida progresiva del genuino ejercicio democrático.

La antidemocracia

La antidemocracia puede transitar la senda oportunista, donde la alienación se disfraza de ayuda después de un desastre natural. También los poderes del imperio empresarial nefasto aprovechan la oportunidad que les brinda una revolución armada o, cuando no hay excusa, recurren a inventar la presencia de “terroristas chiitas” en la nación víctima que quieren desestabilizar y “asaltar” disimuladamente.

También se llega a la antidemocracia por la “mala praxis” política, la demagogia o la desprotección del pueblo gobernado.

La mala gestión de los gobernantes conduce al desinterés político, a la apatía democrática y a un anomia colectiva que, por peso propio, termina en regímenes despóticos militares que dicen ser de carácter provisorio, de emergencia o de transición

ImagenLas vías de degradación democrática no sutiles e incluso brutales siguen vigentes pese a la proliferación de organismos internacionales reguladores. Es el caso de los “golpes de Estado” como el que ha sufrido recientemente Honduras y que está organizado y costeado por los dueños del capital, los que no tienen más que dinero y conforman una elite de Caballeros Negros.

En contraposición al enfrentamiento claro y desnudo a las democracias, como los son los regímenes oficialmente dictatoriales del color que sean, la antidemocracia sutil es la que incapacita al pueblo para la elección de su referente, de su presente y futuro. Las democracias mediocres o “a medias” han construido en sus gobernados una “sensación de estar eligiendo” cuando en realidad los votantes, desmemoriados y alienados por el sistema de vida impuesto, se convierten en reflejo de la voluntad de los que enajenan, los verdaderos beneficiados por el sistema y que frenan el impulso evolutivo a nuevas estructuras sociales más equitativas.

El resultado de esta incapacidad, el hecho de no saber lo que se está votando o la falacia de elegir la opción opuesta por el desacuerdo con el desempeño de las políticas anteriores, puede ser el peor error y la más disimulada dictadura en democracia: La “aparente” elección democrática de un candidato ultraderechista, como es el caso de Chile, con Sebastián Piñera que es titular del lugar 15 en el mundo en lo que respecta a su fortuna particular.

La antidemocracia oportunista: Haití

Vemos en Haití la manifestación de una antidemocracia oportunista que se ha servido del caos provocado por el terremoto del 12 de enero en un país que ya tenía el record de pobreza en toda América.

Hoy, este oportunismo asola al empobrecido Haití, vulnerado ahora en su democracia, ocupado por fuerzas militares extranjeras, en su mayoría norteamericanas y presionado por la “diplomacia” francesa que, como de costumbre, no ha dejado de proteger sus intereses en la isla.

Ante la mirada del mundo, un Haití políticamente acéfalo e invadido ha comenzado a retroceder en su, jamás verdaderamente lograda, independencia nacional.

Cuando, durante el gobierno de Aristide, Washington decidió destituirlo, contó con el apoyo francés, para dejar clara, una vez más la ausencia de autonomía política en un mundo globalizado por el poder empresarial.

Que el gobierno francés, de esta forma, haya querido “quedar bien” con la potencia norteamericana para disipar las tensiones ocurridas durante la Guerra de Irak significa un retroceso de los derechos del hombre en todo el planeta. Esto es muy preocupante viniendo de París: La capital del humanismo y de las luchas revolucionarias campesinas y obreras.

Parece obvio que las políticas de izquierda que no se muestren como extremas y hasta dictatoriales, no serán izquierdas dada la gran permeabilidad de los sistemas democráticos de hoy a la intervención de “la Bestia”: El conglomerado de empresas mundiales.

La presencia de intereses económicos, la ambición de empresas buitres, empresas del primer mundo, especialmente protegidas por el ejército “mercenario estadounidense” y en la isla, constituidos por la burguesía francesa, que viven de la calamidad ajena, rondando alrededor del árbol caído tras el terremoto.

La antidemocracia de los gobiernos mediocres

Otra forma de des-democratización viene de la mano de “la infeliz gestión de gobiernos que se llaman progresistas”. La trampa tiene que ver con los gobiernos disfrazados de soberanía y de equidad, como si fueran democracias de izquierda moderada. Este ardid estratégico de la derecha empresarial tiene un doble efecto en detrimento de la evolución administrativa de los pueblos:

  • Asegura el “estatus quo” inamovible de la burguesía mundial por medio de políticas “progresistas” vestidas con los colores de la izquierda. “Una derecha barnizada de izquierda” y decorada con la palabra “Democracia”
  • Naciones que se ven obligadas a "satelizar" las proposiciones del poder empresarial y financiero y que baila al ritmo del sistema globalizador. Estos gobierno jamás estatalizan los medios de producción ni estrenan leyes proteccionistas para el comercio internacional atajando la inversión extrajera con formas de resguardo a la economía y al medioambiente de la región. No son lo que dicen ser
  • El otro efecto fatídico de estas “politiquitas de turno” es que generan la idea de que las democracias del ala izquierdista terminan de empobrecer a todos, a pequeñas y medianas empresas, a emprendimientos en desarrollo, a los propios trabajadores y a la clase media. Esto porque intentan paliar la pobreza a base de voluminosos gastos de asistencialismo y haciendo abuso de la carga impositiva mientras se abren a las inversiones extranjeras y a la venta de divisas de la zona. Tales malas gestiones ofrecen una imagen de inoperancia y de servilismo a estos gobiernos de pueblos oprimidos, desmembrados entre sí por guerras limítrofes y que por una u otra razón nunca pueden coordinar su defensa desde la integración

Como resultado de la representación de la izquierda “a media asta” han aparecido las formas antidemocráticas más veladas aun: Las ultraderechas elegidas por el sistema electoral vigente. La recuperación de una derecha sin tapujos viene ganando terreno en Chile, Colombia y Perú con Piñera, Uribe y Alan García respectivamente.

Los resultados de las últimas elecciones chilenas han sido sorpresivos en tanto, la presidenta Michelle Bachelet, era muy popular. De hecho, de acuerdo a sondeos bastante recientes, Michelle Bachelet, gozaba de prestigio internacional, con el beneplácito de crédito mundial y con la venia del propio pueblo donde una encuesta muy próxima a las elecciones la favoreció con más de un 80% indicándola como una de las autoridades más populares de América Latina.

ImagenLa victoria de Sebastián Piñera, uno de los hombres más ricos del planeta, empresario y de los que apoyaban el gobierno pinochetista, ha sido recibida con cánticos amenazadores, son malos augurios para este último tramo de la integración de América Latina.

No se puede estar esperando una evolución del bloque latinoamericano cantando “Allende se siente Pinochet está presente” respondiendo una doble victoria de la inconciencia. Un fenómeno que sin duda va a retrasar el progreso de todo el bloque sudamericano.

Sólo cambiaría las cosas una conversión absoluta de Sebastián Piñera y comentarios como este trascenderían si esto ocurriera, si fuera posible un compromiso por el buen gobierno de Chile que lo haga cambiar radicalmente de visión y convertirse en un Caballero Blanco. Si así fuera valdría la pena pensar que con el dinero también se pueden hacer las cosas bien y más rápido que por la vía “normal” para beneficio de todos.

De no convertir a todos los chilenos en empresarios y enseñarle, su presidente, a ser millonario al país, el gobierno de este empresario y potentado estrenando La Moneda sería otro punto a favor del peligroso giro de las tendencias políticas de la región hacia regímenes de ultra derecha disfrazadas de democracia.

Para Orlando López, Prof. de Relaciones Internacionales de la UAM, el resultado de la consulta chilena se integra a un bloque de gobiernos netamente posicionados en la línea neo liberalista sin “amortiguadores sociales” que absorban los golpes del darvinismo social que lo caracteriza.

La recuperación de la derecha, de su imagen pública, deviene, en mi opinión, de una miopía generalizada por la “desinformación” y por el desencanto producido por la otra opción ofertada en el “escaparate” político de una nación.

Dicen que Bachelet se olvidó de algunas tareas y franjas sociales, que no dio suficiente apoyo a los marginales, ni a los indígenas y dejó desprotegidos a los estudiantes. Si bien realizó una buena gestión económica en la reducción del déficit fiscal, “achicando” la deuda, beneficiando la balanza comercial, etc., los pobres no notaron la diferencia y votaron a Piñera.

Por otro lado tenemos la apropiación de los medios de difusión y la fuerte inversión en propaganda, 3 veces más que los otros candidatos, que dejó al empresario al borde del límite de gastos en propaganda permitido. Algunos dicen que Piñera compró a Chile y que compró los votos, quién sabe hoy cuántas cosas más podrá comprar Sebastián Piñera, pero desde luego que la explicación fundamental de su propio ser no es una mercancía comprable y puede suponer un desafío para todo millonario. Un desafío y una solución para todos porque por ahí viene la conciencia de la integración.

La auto gobernabilidad restringida

La Incapacidad que demuestran nuestros pueblos de auto gobernarse, ya por la presión internacional, ya por la falta de formación política o de ética, es el desgaste democrático que más afectan hoy las seudo-democracias.

Un buen ejemplo, sin salir de Haití y retrocediendo un poco en el tiempo, cabe citar la desastrosa gestión de Aristide, problema común en los gobiernos títeres. Vemos así que no basta con llamar a elecciones, que aun así no funciona la democracia sino no hay conocimiento de la situación, si falta la información genuina y responsable, si se tergiversan los hechos.

Pero la antipática prepotencia de los “caballeros apagados”, los poderosos por herencia y no por su excelso brillo toma partido de cualquier eventualidad social para aparecer en escena, porque en el fondo saben que no necesitan tener buenas excusas para tomar lo que quieren y demostrarle al mundo que no existe la diplomacia cuando hay dineros los suficientemente concentrados como para contratar la guerra, inventar la guerra, crear la guerra.

Los herederos, pocas veces son genios. Sin embargo es más fácil encontrar genios en el conjunto de “ricos” que han logrado ascender en la pirámide social por talento propio; éstos son, sin duda, los que impulsaron, impulsan e impulsarán la verdadera gestión del pueblo sobre el pueblo: los Caballeros Blancos o encendidos” que tienen un papel preponderante fijado por el destino de los grades.

Se necesita un cambio que no implique la lucha de viejas concepciones ya superadas, como lo fue el comunismo o el capitalismo desahuciado que ahora se juega la última carta con la globalización.

Si una izquierda quiere un lugar en estos tiempos debe incorporar, además de la justicia social, la conciencia ecológica, la reivindicación de las ciencia hacia tecnologías sanas, la revisión de las políticas y las estructuras de poder, todo ello en favor de un gobierno democrático mundial, objetivado por la pluralidad y la excelencia, la acción gratificada aunque desinteresada, ética y sublime de sus estudiosos y sabios.

La estrategia de una resistencia no armada

Ante la pregunta de cómo resistir el acoso militar de los caballeros de negro, la idea que se está gestando tiene que ver con la resistencia de un cuerpo creador de “armas pacíficas no convencionales” y que tienen que ver con la evaluación y establecimiento de nuevas pautas en las relaciones internacionales, la solidificación del los vínculos de la región Latinoamérica, siendo estos vínculos prioritarios y favorecedores con los países vecinos integrantes del bloque.

"Armas" pacíficas convencionales y no convencionales

Una lista de estas maneras de autodefensa siguen al párrafo:

  • Alianza entre los pueblos de manera de garantizar la representación del pueblo y no los intereses de empresas en el extranjero o en el propio país
  • Identificación de gobiernos ajenos u opuestos a estos objetivos. Se necesita un cuerpo de inteligencia
  • Revisión de problemas limítrofes e inmediata resolución desde el entusiasmo genuino de que siempre se ganará más de lo que se pierde con estas políticas integradoras
  • Casos extremos de alienación internacional o amenaza bélica, falsa acusación, acciones militares extranjeras cerca: Boicot de consumo masivo de toda la región, se deja comprar, se gravan las importaciones de este país y se suben los aranceles de exportación a esa nación de materias primas
  • Se lograrán también tratados con otros bloques que estén en la misma coyuntura pero en otros continentes buscando fortalecer y generalizar estas formas democráticas verdaderas en todo el mundo
  • Educación e información. Educación para la vida cívica, no educación "elitista", una formación donde se ejercite la participación popular de los jóvenes y se les enseñe a valorar, interpretar y analizar la oferta publicitaria, sea esta política o de consumo
  • En este mismo empuje democratizador estará presente la opinión libre de las redes sociales y la reeducación con pautas descontaminadas y de opinión libre por las páginas de internet y los blogs más profesionalizados que recuperen espacios de información genuina y de comunicación sin filtros nocivos. Cabe recordar que el punto débil de una pseudo-democracia es la información de su pueblo

Conclusión

No obstante esta pérdida de la conciencia en el terreno político de la América Latina se percibe la actividad insoslayable, lenta pero segura, porque no necesita de guerras ni sufre por la falta de petróleo de los Caballeros de Blanco que están diseminados por la sociedad, ocupando segundos y primeros lugares en la cadena jerárquica del presente.

Sigue siendo un problema la falta de diálogo entre la semilla individualista que han sembrado desde la alienación que reproducen los medios dirigidos desde la oscuridad silencia del poder monetario.

No por una cuestión de lucha política sino por la urgencia de una revolución en las forma de vivir, de comprender el mundo se hace necesaria un gestión representativa de toda Latinoamérica que vaya ganando influencia y prestigio por sus propios triunfos en materia social.

Pero el poder genuino, el poder del trabajo, la organización, las voluntades y el gran número de personas que significan un poder ilimitado de sinergias en la producción, especialización, organización y consumo, sigue estando con nosotros, el pueblo, del cual jamás ha podido, el poder de los Caballeros Negros independizarse.

Ha llegado el momento de levantar la cabeza más allá de las rencillas vecinales, más allá de los aparentes “gustos propios” y del sistema inventado como si fuera el único posible en el planeta. Hagamos nuestro lo que es nuestro, apostemos por la iniciativa inteligente de la integración y del estímulo que los Caballeros Blancos, los verdaderos intelectuales del cambio de orden propician desde su visión casi mística de una realidad unificada subyacente a toda percepción intuitiva.

Las redes sociales integradoras, las publicaciones como esta, en blogs de opinión, y los libros que se publican en modo papel y virtual sobre este tema podrán ser los canales y agentes creadores de esta nueva conciencia de los pueblos latinoamericanos que pugnan aun por formas más efectivas de verdadera Democracia.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.