Éxito profesional o Vida personal
Éxito profesional o Vida personal

Encontrar el equilibrio perfecto entre poseer una carrera brillante en el trabajo y una vida equilibrada, es lo que todos quisieran para sí, sin embargo, la gran crisis económica, la globalización, el nivel de competencia laboral y los nuevos desafíos empresariales conspiran de forma natural contra dicho ideal.

En España se ha hecho una encuesta muy interesante, a cargo de Catenon Worldwide Executive Search, sobre el nivel de satisfacción y calidad de vida de los trabajadores de distintas clases sociales, consiguiendo plasmar de forma clara cuál es la percepción que cada uno de ellos tiene sobre el éxito y los costos del mismo en el plano personal.

Cambio de trabajo ¿Qué es lo que más se valora?

De manera clara, las preferencias muestran que uno de los factores preponderantes a la hora de cambiar de empleo es la retribución económica con un 24% de las preferencias. La posibilidad de un mejor desarrollo profesional es también considerada interesante de evaluar, seguida de la responsabilidad y autonomía del puesto al que se postula, la flexibilidad horaria y el equipo humano en que se desarrollará la labor.

Muy sorprendentemente, lo que menos suele importar son los beneficios sociales, los recursos para desarrollar la tarea encomendada y la formación interna y externa. De una comparación con los mismos índices del 2008, en el 2009 los cambios se evidenciaron en la mejor percepción que tiene un futuro desarrollo profesional, lo que deja en claro la visión del nuevo profesional por superarse y hacer una carrera, evitando el estancamiento en un mismo puesto demasiado tiempo.

Factores son predominantes para no dejar un trabajo

El 24% de los encuestados está de acuerdo en que el ambiente laboral es decidor a la hora de apegarse a un determinado empleo, dato muy interesante si se compara con los argumentos para decidirse por un cambio de trabajo, donde el “elemento humano” está en el quinto lugar de las prioridades sobre un total de 10. La conclusión que se obtiene es contundente, los profesionales de hoy hacen lazos estrechos con sus pares en un trabajo en equipo, lo que habla bien de la adaptación de los empleados a los nuevos desafíos laborales.

El reconocimiento de la empresa y la sensación de ser bien pagados, siguen en la lista de factores que provocan un “apego” hacia la labor que se desarrolla en una organización. El prestigio de la empresa, la ubicación de la misma y los recursos proporcionados para hacer la labor profesional, son lo que menos importa.

Una carrera laboral brillante o una mejor vida personal

El 67% de los encuestados está seguro de que es necesario sacrificar la vida personal para conseguir una carrera profesional brillante, por el contrario, el 33% piensa que no es necesario perder la vida personal para ser un profesional exitoso. Lo interesante de todo esto es que la misma pregunta hecha el 2008, mostraba un 72% de las preferencias de quienes creían había que sacrificar la vida personal a costa de obtener el éxito profesional.

Estos datos demuestran que el desarrollo de la carrera profesional ha sido cada vez más flexible, así como también ha influido la conformación de equipos eficientes de trabajo, los que ya no hacen imprescindible el contar con “un empleado” que sea destacado, sino que con un “equipo” que funcione bien y se reparta la responsabilidad de un trabajo efectivo.

Medidas para equilibrar el éxito profesional y la vida personal

El 35% de los encuestados confía en que una mayor flexibilidad horaria es parte de la solución a mejorar la vida personal y equilibrarla con los objetivos profesionales de cada quien. La distribución de la carga de trabajo y la posibilidad de desempeñar la labor profesional bajo la modalidad de teletrabajo, es otra de las tendencias más marcadas en el estudio hecho el 2009.

Otras conclusiones

El estudio de los resultados obtenidos en la encuesta, demuestran que mientras los hombres buscan un desarrollo profesional y mejor promoción personal, las mujeres sólo quieren un buen ambiente laboral donde realizar su función.

Los hombres buscan autonomía del trabajo que realizan y mayores responsabilidades, al contrario de las mujeres que requieren de flexibilidad de horarios y el reconocimiento dentro de la empresa.

Tanto en hombres como mujeres, el factor predominante al tomar la decisión de cambiar de trabajo está en el nivel de remuneración. En segundo y tercer lugar se ubican la promoción personal y desarrollo profesional en los hombres, mientras que en el caso de las mujeres lo que importa es la promoción y flexibilidad horaria.

Los puntos más admirados en los jefes son la capacidad de liderazgo, el nivel de comunicación con los trabajadores, honradez y humildad, en el caso de los hombres, mientras que ellas prefieren que se comuniquen de buena manera, sean líderes, honrados y humildes.

Un punto muy destacado de la encuesta, es que 2 de cada 10 españoles montarían su propia empresa en caso de disponer de una gran suma de dinero, mientras que el resto estaría dispuesto a continuar en su trabajo y gastar el dinero de apoco en caprichos, deudas y al final en inversiones. La capacidad de emprendimiento en España es compleja, las normativas legales y la falta de información en cuanto a lo que se puede llegar a hacer, son fundamentales en los resultados obtenidos.

Puntaje: