Foto de Daniel Stack

La guerra interna en Honduras

Respuesta al golpe militar en Honduras
Manifestación por la paz en Honduras
Flickr.com

Consecuencias de la guerra con los de "adentro". Honduras en guerra. Comentario basado en un artículo del Clarín de Chile. Publicamos esta demanda de justicia y razón pedida por la historiadora Natalie Roque Sandoval a la que, los golpistas, acusan de emisión de pensamiento y difusión de material público, en otra manifestación represiva del autoimpuesto gobierno militar de Honduras.

Tras haberla despedido, sin argumentos de la Hemeroteca Nacional por haber difundido los antecedentes públicos del gobierno de facto, quieren acallarla mediante la destitución.

En una conversación telefónica, la propia Natalie Roque Sandoval expresó:
“La Sra. Myrna Castro no pudo soportar que frente a frente le expresé mi repudio al golpe de Estado y el desconocimiento a su autoridad de facto, tampoco soportó que publiqué el sucio pasado de sus ahora jefes, denunciándome inclusive ante el Ministerio Público por emisión de pensamiento y difusión de material público”.

La guerra contra la expresión se hace física en Honduras donde ya no hay garantías de respeto a los derechos humanos.

Los documentos publicados a instancias de ser primero buscados entre los archivos de la Hemeroteca Nacional dejan clara evidencia de múltiples ilícitos llevados a cabo por los jefes de las fuerzas que se adueñaron del mandato de Honduras, por las armas y ante el repudio de la comunidad internacional.

También Darío Euraque, director del Instituto Hondureño de Antropología e Historia fue sacado de su puesto, acciones que ponen en peligro el patrimonio histórico del país.
Entre los documentos, existen unos que vinculan, al cabecilla de esta guerra interna, Romeo Vásquez, con el robo de automóviles en 1993.

Al parecer existen muchos documentos que apuntan a gran parte de los golpistas como involucrados en actos corruptos, encubrimiento criminal, violaciones de la constitución y mucho más.

Hoy estos señores asesoran el gobierno actual habiendo sido represores durante la década del 70 – 80 en tiempos de dictadura militar.

Entre estos dinosaurios del militarismo revividos en el parque jurásico de Honduras tenemos a Billy Joya, Mario Hung Pacheco, Nelson Willy Mejía y... la lista continúa.

Pero al ver los resultados de la concientización de la gente, los protagonistas, saben que vale la pena incluso esta absurda "quema de brujas", en pleno siglo XXI, cuando estos abusos sirven para remecer al pueblo que exige la restitución del mandatario democráticamente elegido: Manuel Zelaya.

“La Historia de Honduras ha sido redefinida a partir del 28 de junio de 2009, el pueblo hondureño ha despertado, con una enorme claridad y conciencia, la población ha superado el trauma de la represión de los regímenes militares de los años sesenta y setenta, de la Doctrina de Seguridad Nacional de los ochenta..."

Si bien las conversaciones entre Zelaya y el representante del gobierno de facto Roberto Micheletti, a instancias de la OEA, parecen haber llegado a un punto cero, el diálogo aun no está agotado ya que pueden aparecer otras opciones.

El presidente depuesto, Manuel Zelaya, sigue refugiado en la Embajada brasileña desde el 21 de septiembre pasado desde donde anunció a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a las Naciones Unidas (ONU) el fracaso del diálogo.

Cuesta aceptar que en pleno siglo XXI, ante el ancho espectro de naciones y gobernantes, pueda, un grupo violentista y sin cultura política, vulnerar de esta manera la democracia de un país hermano sometiendo al pueblo a procesos que ya parecían superados.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.