Los bancos han salido a jugar su propio mundial de fútbol, es que este deporte es la pasión que atrae multitudes, y eso es lo que necesitan los bancos.

El patrocinar a una selección le permite a los bancos tener a un país identificado con ese él, despierta confianza, sentimientos, emociones en las personas. No en vano muchos bancos auspician reconocidos certámenes, copas, eligen a jugadores para que sean sus “caras visibles” en el mundo, entre otras campañas que tienden a lo mismo, generar confianza.
La gran mayoría de las selecciones que participarán en el mundial de Sudáfrica 2010 tiene como sponsor a alguna entidad bancaria.

Para los encargados de marketing de Standard Bank, que patrocina a la selección de fútbol Argentina, es una mezcla de la gran pasión que siente el pueblo por este aclamado deporte y lo que significa la alta exposición en los medios masivos de comunicación. Claro, todo depende del rendimiento de la selección, pero en lo previo ya despierta una sensación de emociones muy fuerte, la expectativa es grande y el banco está presente en esos momentos.

Competencias deportivas como el mundial de Sudáfrica 2010 permiten olvidar las crisis o al menos, los bancos intentan despejarla atrás con publicidad que les otorgue algo de confianza –pan y circo decían los romanes-. Algunas de las entidades bancarias que han marcado firme presencia en el deporte rey son el Grecia Piraeus Bank y Banesto de España.

También están las infaltables potencias bancarias de la talla del Credit Suisse, Hana Bank. Expertos bancarios expresan que la presencia de las selecciones en Sudáfrica despiertan mayor atención hacia los servicios que prestan los bancos, financiación para ir al mundial, créditos especiales por grupos y absolutamente todo el merchandising que se entrega ante la compra de beneficios bancarios.

El Nationwide Bank de Inglaterra, un banco dedicado a las finanzas personales, se pintará la cara y coreará en las tribunas con los “hooligans”.

El partido entre Grecia y Argentina puede hacer rememorar a los banqueros las catastróficas deudas fiscales del siglo. Piraeus Bank, que está padeciendo el déficit griego, se enfrentará al Standard Bank, patrocinante de Argentina, que surge a través del Bank Boston.

Commerzbank estará alentando fielmente a la selección germana. MS&AD Insurance Holdings y Saison Card apoyará a la selección nipona. El Hypo Group Alpe Adria, de Austria, esta vez se pondrá la camiseta de Eslovenia para alentar a esta selección.

El National Australia Bank estará firme con la selección de su país.

El First Nacional Bank será protagonista ineludible al ser el sponsor de la selección organizadora del mundial, Sudáfrica. Miembros del comité organizador comentaron con mucha satisfacción que este banco siempre los apoyó, desde sus postulaciones como candidatos a organizar este evento en el año 2006 y en este 2010.

Los Sudafricanos tendrán un grupo muy duro, debiendo enfrentar a México con el apoyo de Banamex, a Francia con su Crédit Agricole de patrocinador, y a España con Banesto, que no dudó en acompañar a la selección española a pesar de estar atravesando uno de los peores momentos financieros debido a la crisis.

Falta muy poco para que empiece a rodar la pelota, y parece ser que los bancos estarán jugando su propio mundial en Sudáfrica ¿Quién de ellos ganará el mejor premio?

Puntaje: