Hace un par de semanas el famoso multimillonario Donald Trump decidió lanzarse a las elecciones primarias republicanas, en su triste discurso de entrada además de recalcarnos hasta el hartazgo que es un hombre muy rico, despotricó contra la comunidad mexicana en Estados Unidos con calificativos bastante denigrantes y ofensivas hacia la comunidad latina en el país del Tío Sam.

Su discurso que duró 45 minutos, estuvo ensalzado por retórica nacionalista y con algunas propuestas salidas que lo pintan de pie a cabeza, además de jactarse de su riqueza, de la que dijo " Les digo, que seré el más grande generador de empleos que Dios haya creado. Traeré de vuelta nuestros trabajos de China, de México, de Japón, de tantos lugares ".

Pero la polémica no está en lo que prometió, sino en lo que dijo acerca de los migrantes mexicanos, a los que insultó y denigró de una manera absurda, triste y hasta con tonos de odio, con frases como estas:

"México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas”; “Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son buenos"," México no es nuestro amigo ".

Además de darnos el mejor ejemplo de que se puede ser rico y poderoso y un completo idiota a la vez , Donald Trump no tiene idea de lo que genera con sus ofensas, aunque a estas alturas ya debe tener una idea del poder latino en su país, porque si atacan a México, atacan a una comunidad latina de millones de personas que han ayudado a formar el país que es hoy Estados Unidos. Y en el colmo de la desfachatez, declaró que él ama a los mexicanos pero no se retracta de lo que dijo, que él ama más a su país.

La respuesta Latina nos llena de orgullo

Apenas terminó su nefasto discurso, empresas latinas empezaron a levantar su voz en protesta a este señor de cerquillo gracioso. Las cadenas televisivas Univision, NBC Universal y Televisa fueron las primeras; como saben Trump tiene los derechos de los principales concursos de belleza, a los que varios países latinos han empezado a retirar sus candidatas, además de reincidir las transmisiones de dichos concursos.

El empresario mexicano, Carlos Slim anuló todo posible negocio con las empresas de Trump, creemos que también debió recordarle que es más rico que él y que es mexicano . Muchos presentadores y artistas latinos también se pronunciaron al hecho y dejaron en claro su posición de repudio ante tan negativo discurso racista y discriminatorio. Las redes sociales literalmente hirvieron y las protestas en las calles no se hicieron esperar.

Felizmente Trump está penúltimo en las encuestas del Partido Republicano, de 12 candidatos. Queda claro que sus declaraciones fueron un disparo a los pies de la vida política de este millonario desbocado. Ya los especialistas avizoran pérdidas millonarias para los diversos negocios de Trump, quizás esto lo haga pensar dos veces antes de abrir la boca en contra de una comunidad tan poderosa y unida.

Puntaje: