Elecciones en Uruguay

Tras la cita con las urnas que los ciudadanos uruguayos tuvieron el pasado 25 de octubre, lo cierto es que el panorama no quedó resuelto en absoluto.El candidato favorito para imponerse era José Mujica que contó con casi un 49% de los votos, pero no llegó a alcanzar la mayoría necesaria. Dos partidos enemistados a muerte en sus orígenes, forman el llamado, irónicamente, "partido rosa" en alusión a la mezcla de sus divisas coloridas.

Las fuerzas social conservadoras tradicionales – el Partido Blanco y el Colorado – se han unido en una alianza histórica (blancos y colorados fueron enemigos desde los comienzos) para hacer un frente común contra el Frente Amplio, así para las próximas elecciones del 29 de noviembre los colorados han instado a sus simpatizantes a apoyar a los blancos.

Los máximos dirigentes del Partido Colorado han declarado a los medios en varias ocasiones que el apoyo no es incondicional, sin embargo, se mostraron partidarios de una victoria blanca apenas conocidos los resultados que otorgaban mayoría al candidato del Frente Amplio, sin haber negociado cargos o coalición de gobierno con los colorados. Tampoco han hablado sobre las razones expresas por las que muestran su apoyo al Partido Blanco, sin embargo han anunciado que harán una gira por el país para explicarlas.

La cúpula colorada ha mantenido en los últimos días varias reuniones para centrar su labor en el desarrollo de fórmulas para participar en apoyo a la nueva campaña de los blancos hasta las elecciones de noviembre.

Debido a las críticas que han surgido por parte de afiliados y simpatizantes del partido, los colorados han querido declarar a los medios que la decisión de participar en la campaña a favor de los blancos será siempre voluntaria y que los afiliados y simpatizantes que no estén de acuerdo no tendrán un solo problema, ya que no se trata de una resolución de partido oficial.

Un sector minoritario del Partido Colorado ha resuelto dar su apoyo al candidato centro-izquierdista José Mujica, preguntados los dirigentes colorados sobre esta decisión respondieron que cada militante es libre de elegir su voto, y que no tienen nada que temer por parte del partido.

Este apoyo parece ser el único que el candidato Mujica ha logrado obtener en las últimas semanas, ya que por parte de los sectores de izquierda únicamente ha cosechado cada vez mayores críticas. Los sectores de la izquierda socialdemócrata ortodoxa lo consideran un candidato neoliberal que calmará las aspiraciones populares y no resolverá los problemas de la clase trabajadora, mientras que la izquierda radical ha llegado incluso a formar partidos para combatir el programa del Frente Amplio como si se tratara del mismo que del Partido Blanco.

José Mujica se ha ido distanciando en los últimos años de las posiciones de izquierda radical que llegó a sostener en sus tiempos de tupamaro, sobre todo a partir de un viaje que realizó a la Venezuela de Hugo Chávez, llegó a mostrarse sorprendido y disgustado con el proyecto bolivariano y, desde entonces, ha tratado de presentar un socialismo democrático alternativo que pasa por promover las bases de la economía de socialismo de mercado, combinando bajos impuestos con políticas sociales mínimas, para promover la igualdad de oportunidades.

Alberto Iglesias, líder de Uruguay es Posible (UP) de tendencia socio liberal, tanteó la posibilidad de estipular el apoyo a los blancos como canje de que ofrezcan una serie de puntos a favor de una política social.

Los colorados que ya han comenzado a apoyar la campaña del Partido Blanco se justifican afirmando que si obtiene su candidato preferido la victoria se reducirán los impuestos a los alimentos básicos, además de apoyar la creación de autoempleos.

Puntaje: