flickr.com

La historia más reciente de las políticas de fusión regional apunta a las Cumbres de la Tierra realizadas en Río de Janeiro (Brasil) desde el año 1992 y que se repitieron en Sudáfrica a partir del 2002.

Al parecer, uno de los temas que dominará este encuentro, es la situación de Haití aunque no se descarta la revisión del problema del levantamiento militar en Honduras. Se prevé, sin embargo, que podrán salir de aquí nuevas sinergias defensivas del planeta, protección a las economías y respeto a los derechos de los ciudadanos.

La política de América Latina y el Caribe está persiguiendo y concretando hoy el viejo sueño de la integración regional. En Cancún, se están reuniendo oficialmente desde ayer 21 hasta el día 24 de febrero, alrededor de 25 presidentes que tratarán sobre los problemas que asolan nuestro continente.

El Grupo de Río se está reuniendo ahora mismo en Cancún donde se espera la discusión y el consenso general para temas regionales “neurálgicos” con la presencia de más de 25 mandatarios entre los que figura Zelaya, como representante de Honduras, y en el que estarán presentes personalidades de gran realce así como los presidentes que “se van y los que vienen”.

La inquietudes del bloque Latino

La presidenta de la República Argentina arribó el domingo 21 al hermoso balneario de Cancún para participar de la cumbre donde pedirá al Grupo de Río que estudie y condene las investigaciones y perforaciones inglesas en busca de petróleo en las islas Malvinas.

Esta cuestión involucra, sin duda, a todo el continente ya que desestabiliza aun más las condiciones ambientales en medio de esta crisis del clima mundial, crisis que estará también en la primera lista de temas urgentes en Cancún.

El diferendo que Argentina mantiene con Gran Bretaña sobre la soberanía de las islas sigue en pie, por lo que este llamado es un reclamo agravado por los antecedentes expansivos de la potencia europea y de su historia colonialista.

Uruguay y Chile: Los que “entran y los que salen”

Coincidiendo con los inminentes cambios presidenciales de Uruguay y Chile, esta cumbre se ha engrosado con la presencia de los presidentes que se van y los que toman próximamente el gobierno, siendo esta reunión, para los mandatarios inaugurales, el primer encuentro de este tipo, un importante evento en tanto se afinarán aquí las “primeras impresiones” de este avance en bloque hacia las democracias modernas en Latinoamérica.

Tabaré Vázquez y José “pepe” Mujica

La “Cumbre por la Unidad”, cuenta con la presencia de Tabaré Vázquez, presidente de la República Oriental del Uruguay acompañado por el aclamado “Pepe” Mujica, próximo gobernante del ala izquierda del país que se ha comprometido a “acercar a los uruguayos” a la consolidación de un bloque latinoamericano de la mano de la conciencia social y ecológica, para protección del conglomerado sur y centroamericano.

Michele Bachelet y Sebastián Piñera

Invitado por Michelle Bachelet, el recién electo presidente de Chile, Sebastián Piñera, arribó hoy a Cancún, México, en el marco de la Cumbre del Grupo de Río presidida por el mandatario anfitrión, Felipe Calderón.

Además de agradecer a Michelle Bachelet por su gestión por Chile en esta cumbre y por su atenta invitación, Piñera tocará temas como el desarrollo económico, la democracia, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos en Latinoamérica, de cara a su toma del poder el próximo 11 de marzo.

Tendrá entonces oportunidad de entrevistarse con los primeros ministros de la vecindad: Cristina Fernández de Argentina; Lula da Silva de Brasil; Rafael Correa de Ecuador; Felipe Calderón de México y Álvaro Uribe de Colombia.

La llegada del popular cabeza del Brasil, “Lula” da Silva a Cancún representa una gran esperanza dada su poderosa influencia como mega país en el proceso de fusión por medio de la formación de bloques como el MERCOSUR que hasta ahora parecían envestidos de un aura globalizadora pero que puede llegar a tomar otro cariz desde una visión humanitaria, ecologista e integradora para una moderación de los abusos de los países industrializados y, más que nada, de las empresas privadas que socaban la decisión de las mayorías.

Otras coincidencias entre Brasil y la UE

Brasil – Francia

Ya sobre la última recta de gobierno presidencial francés, Nicolás Sarkozy, se reúne con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aprovechando para explicar a las autoridades del mundo entero que la presencia de Brasil es crucial y que debe mantenerse en el Consejo de Seguridad de la ONU para restablecer la armonía y salud medioambiental de la región.

En lo que respecta a la ayuda mutua los representantes de Francia y Brasil se comprometerán en la cooperación estratégica. Los primeros pasos son la venta a Brasil de 50 helicópteros y 4 submarinos convencionales. En este hilo, se pactará la ayuda de expertos franceses al ejército brasileño en la puesta en marcha del primer submarino nuclear para el país carioca que se espera estará terminado antes del año 2020.

Conclusión: Los encuentros claves

Son decisivas las conversaciones de Bachelet, de Chile, con Calderón, de México con la participación de Sebastián Piñera, que se incorpora en marzo. La importancia se debe a que Chile, luego de esta cumbre, quedará a cargo de la secretaría pro tempore del Grupo de Río.

Otra reunión que se mira con especial atención es la que mantendrán Calderón y Hugo Chávez, presidente de Venezuela, que tiene una postura definida y una óptica revolucionaria como manera de enfrentar los perjuicios que producen en nuestras culturas el libremercadismo y la asociación del poder monetario con el apoyo militar del ejército de los EE.UU.

La llamada “Cumbre de la Unidad” pretende demostrar la solidaridad con las naciones “caídas en desgracia” y la conciencia de que sólo la cooperación, disolución de conflictos internos y la coincidencia al visualizar la causa de los principales flagelos de nuestra vida social.

Siendo esta la cumbre 21 del Grupo de Río, hay expectativas de acercarse a una independencia más real del “coloniaje” de las empresas centradas en EE.UU. En esta dirección van a trabajar Evo Morales, de Bolivia, Hugo Chávez, de Venezuela poniendo énfasis en la unión latinoamericana como forma de progreso y fortalecimiento genuino. ¡¡Vamos las democracias!!

Puntaje: