Foto de Jose Alonso

El papel de las mujeres en la política

El primer gobierno del mundo en equiparar los cargos ministeriales en mujeres y hombres fue el de José Luis Rodríguez Zapatero en España.
Rodi Kratsa

El papel de la mujer en la política ha ido cambiando con el paso del tiempo y ya es común encontrar mujeres ocupando cargos políticos en países orientales y occidentales, llegando en algunos casos a jefas de Estado. Según los sociólogos, a lo largo de la segunda mitad del Siglo XX se ha ido dando la mayor transformación de la Historia, y eso sobre todo a partir de las décadas de los 60 y 70 cuando los esfuerzos y luchas de las mujeres sufragistas que en un inicio comenzaron en países tan dispares como Inglaterra, Francia o México empiezan a dar los primeros frutos. Sin embargo, habría que esperar hasta finales de la década de los 90 para ver cómo a nivel mundial las mujeres empezaban a copar puestos de suma importancia en los gobiernos de diferentes tintes ideológicos y democráticos de todo el mundo.

En España, el gobierno del socioliberal José Luis Rodríguez Zapatero ha sido el primero en la Historia en establecer una distribución equitativa de carteras ministeriales entre sexos, con un 50 por ciento de cargos ocupados por mujeres y la otra mitad por hombres. Cuando se tomó esa decisión desde el gobierno numerosos opositores y sobre todo los medios de comunicación más conservadores empezaron a criticar el desempeño de la mujer en altos cargos argumentando que no eran nombradas en función de sus facultades intelectuales sino por el simple hecho de ser mujeres.

María Teresa Fernández de la Vega ha entrado en la historia de España como la primera mujer que ocupa un cargo de vicepresidencia del gobierno. Se trata de un puesto bastante simbólico teniendo en cuenta que el país ibérico se ha caracterizado por un ferviente machismo impulsado sobre todo durante 40 años de feroz dictadura totalitaria del general Francisco Franco Bahamonde, aupado al poder gracias al apoyo militar de la Alemania nazi de Adolf Hitler y la Italia fascista de Benito Mussolini, y más tarde sostenido gracias a los intereses anticomunistas de Estados Unidos y las potencias democráticas occidentales como el Reino Unido y Francia.

A escala mundial las mujeres ocupan todavía el 16 por ciento de los escaños en parlamentos nacionales, y solo 19 países han alcanzado la meta del 30 por ciento establecido por las Naciones Unidas. Todavía hay algunos estados en el mundo en los que las mujeres ni siquiera pueden ejercer el derecho al voto pese a ser supuestos países democráticos, y por lo tanto ellas, no pueden participar en la vida política como diputadas o en gobiernos.

A finales del año 2005 las mujeres jefas de Estado solo representaban el 5 por ciento a nivel mundial, ninguna de ellas además se prestó para dirigir un sistema dictatorial, todas han sido elegidas en regímenes democráticos.

La sociología apunta a que es bastante probable que todavía en algunos países existan barreras socioculturales fuertes sujetas a condicionamientos históricos.

En la Unión Europea, de un total de 626 escaños que dispone el Parlamento Europeo, 186 lo ocupan eurodiputadas lo que supone un 30 por ciento, cumpliendo por lo dispuesto en las Naciones Unidas. Los países nórdicos de Europa son considerados como la vanguardia en igualdad de sexos; Finlandia y Suecia tienen porcentajes en torno al 40 por ciento en representación de mujeres mientras que Francia cuenta con 35 de 87 escaños por lo que supera claramente el 40 por ciento. Detrás se sitúan Dinamarca con un 37,5 por ciento y Alemania con un 36,6 por ciento. Más abajo figuran Irlanda con un 35,4 por ciento, Austria con un 38,1 por ciento, España con un 34,3 por ciento, Bélgica con un 28 por ciento, Reino Unido con un 24,1 por ciento, Portugal con un 20 por ciento. Los últimos lugares de la lista los ocupan Grecia con apenas el 16 por ciento, Italia con un 11,5 por ciento y Luxemburgo que no tiene ni una sola diputada mujer.

La proporción de mujeres que ocupan carteras ministeriales o secretarías de Estado en los Ejecutivos es del 16,1 por ciento, Jefaturas de Estado en un 4,7 por ciento de los países y la de gobierno un 4,2 por ciento. En la actualidad apenas un total de 15 mujeres ejercen en todo el mundo la máxima autoridad política.

En 22 países las mujeres ocupan más del 30 por ciento de carteras ministeriales, seis de ellos son latinoamericanos. Ahora serán cinco tras la retirada del poder de Michelle Bachelet con la victoria de la derecha chilena.

Su voto: Ninguno Promedio: 2.2 (5 votos)
1 comentario

esme

Foto de esme

no puede ser que una mujer no gane campaña ni con soborno

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.