Foto de Carolina Velasco

Diferencias entre préstamos y tarjetas de crédito

Diferencias
flickr.com

Conviene comenzar diciendo que los préstamos y créditos son productos financieros distintos en su funcionamiento. La finalidad de ambos es prestar financiamiento, sin embargo, se rigen por contratos y cláusulas distintas.

Es muy habitual utilizar indistintamente ambos términos, sin embargo son radicalmente distintos.
Nos concentramos en las diferencias entre ambos productos informándole que se conoce como préstamo, la financiación de cualquier bien o servicio definido y se conoce como crédito, el capital concedido a través de una tarjeta de crédito.

Veamos las diferencias

Un crédito una fórmula de financiamiento a través de la cual, el prestamista entrega la cantidad total y el prestatario va devolviendo en la medida que vaya disponiendo del dinero, siempre dentro de los plazos y sin superar los límites establecidos.

  • A los importes financiados se le suman los intereses y comisiones y cuenta con la flexibilidad de amortizar cantidades parciales o la totalidad antes del vencimiento pudiendo volver a disponer del importe siempre que esté establecido en el contrato
  • Los créditos se vinculan a cuentas bancarias donde se realiza el cobro de las cantidades periódicas
  • Los créditos son más flexibles que los préstamos y la razón es que el titular puede disponer de la cantidad que estime oportuno durante un tiempo determinado sin preocuparse del resto mientras no sea utilizado
  • En los préstamos sin embargo, el importe se recibe de una vez y se establecen las cuotas y los plazos en función de la totalidad de la cantidad prestada

Conclusiones

Las diferencias fundamentales entre créditos y préstamos se concentran en los siguientes conceptos:

Devolución del capital

  • Préstamos: La entidad entrega todo el capital
  • Créditos: El cliente dispone únicamente de lo que necesita hasta el límite establecido

Intereses

  • Préstamos: Se pagan totalmente en cuotas periódicas junto con el capital
  • Créditos: Sólo se pagan intereses por el capital dispuesto y no por el concedido, si no se dispone de ninguna cantidad no se pagan intereses

Amortización

  • Préstamos: Se debe abonar en el plazo establecido en el contrato de préstamo y fijado con antelación
  • Créditos: Se pude renovar tantas veces sea necesario a medida que se vaya amortizando el capital dispuesto

Como diferencia para cerrar es importante destacar que las tarjetas de crédito contemplan tasas introductorias en las que la tasa de interés es 0%, bien utilizadas y siempre que se amortice la totalidad de las cantidades dispuestas durante el periodo de tasa introductoria, ésta es una gran ventaja que incrementará su capacidad de ahorro incluso cuando esté asumiendo un mayor nivel de endeudamiento.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.