Foto de Carolina Velasco

Gastos y comisiones de los préstamos

Sepa cuales son los gastos y comisiones que deberá enfrentar si decide formalizar un préstamo.
Gastos y comisiones
Flickr.com

La solicitud de un préstamo, con independencia de la naturaleza a la que se refiera, supone un adelanto de dinero por parte del prestamista al prestatario. Este adelanto de dinero se grava con un tipo de interés que es el beneficio que obtiene el prestamista por adelantar el capital.

Pero adicionalmente, existen tasas, comisiones y gastos que se generan por la formalización de los préstamos y que deberá cubrir el prestatario.

Analizamos los costos y comisiones de los préstamos atendiendo a su naturaleza y concepto.
Las tasas de los prestamistas son los honorarios que se deben pagar por la solicitud de un préstamo, contemplan conceptos como gastos por el servicio prestado, estudio de la operación, honorarios legales, apuntes en cuenta, etc. Vamos a desgranar cada uno de ellos par su conocimiento.

Comisiones generales

Por regla general, las comisiones con las que la entidad prestamista grava el capital concedido son:

  • Estudio de la operación
  • Formalización del préstamo
  • Comisión de apertura
  • Comisión por desistimiento
  • Comisiones por amortizaciones parciales
  • Comisión por amortización total

Sin embargo debe saber que los gastos y comisiones inherentes a la formalización de una operación de préstamo, pueden diferir enormemente de una entidad a otra.

Adicionalmente y, como punto positivo, es importante que conozca que muchos de ellos son negociables debido al exceso de oferta y la necesidad de captación por parte de las entidades.

Es en este sentido en el que la premisa básica a la hora de solicitar un préstamo es haber realizado un estudio de la oferta vigente y negociar SIEMPRE con la entidad las comisiones aplicables.

Honorarios legales

Todas las operaciones en las que media la concesión de un capital, sea para financiamiento personal o hipotecario, están gravadas por impuestos y tasas.

Este tipo de tasas están estipuladas en la legislación vigente y, si bien son retenidas y aplicadas por las entidades prestamistas, éstas van a parar a las arcas públicas.

Dentro de los impuestos que se deben asumir cuando se formaliza un préstamo, nos encontramos el que se conoce como Actos Jurídicos Documentados. Ésta impuesto se abona en todos los estados y difiere en función del tipo de préstamo.

Adicionalmente, existe una tarifa que deberá abonarse englobada dentro de la categoría de gastos legales, cuando usted formaliza un préstamo hipotecario.

Generalmente, las tarifas oscilan entre los 200 dólares y los 1.000 dólares.

Se trata de los honorarios de los abogados o agentes de la propiedad que se encargan de la gestión de los trámites burocráticos inherentes a la operación. Estas tarifas se determinan atendiendo a dos conceptos fundamentales:

  • Valor de la propiedad
  • Estado en el que se formaliza el préstamo

Por regla general el valor de este tipo de gestiones oscilará entre 200 dólares y 500 dólares.

Comisiones por la formalización de un préstamo hipotecario

Las comisiones que las entidades repercuten a sus clientes en la formalización de un préstamo hipotecario contemplan los siguientes conceptos administrativos y burocráticos.

  • Timbraje de impuestos
  • Registro de la hipoteca
  • Impuestos de la hipoteca
  • Seguro de la hipoteca
  • Honorarios legales
  • Tasación hipotecaria
  • Fedatario público

Intereses

Se prorratean en el número de cuotas que se establecerán para la amortización del préstamo. Los intereses se suman al capital que se va amortizando y no llevan implícito ningún otro gasto adicional.

Cancelaciones

Tal y como decíamos anteriormente, existe una comisión que las entidades repercuten cuando el prestamista realiza amortizaciones parciales y /o totales de sus préstamos.

En el caso de los préstamos al consumo o personales, se cobra en concepto de los trámites administrativos que implican.

  1. Por un lado, el recálculo de las cuotas e intereses pendientes en el caso de las amortizaciones parciales
  2. Por el otro la cobertura de los intereses que el prestamista deja de percibir cuando se realiza una cancelación total

Y, si hablamos de préstamos hipotecarios

  1. Recálculo de las cuotas en caso de amortizaciones parciales
  2. Levantamiento de hipoteca, fedatario público y registro de la propiedad. Así como la comisión que aplique la entidad por la cancelación anticipada

Conclusiones

Es importante por lo tanto tener presente la cronología de los gastos que deberá enfrentar en el momento de solicitar un préstamo.

  1. Estudio de la documentación
  2. Apertura del préstamo
  3. Gastos del fedatario público
  4. Honorarios legales
  5. Impuestos
  6. Amortizaciones parciales
  7. Amortizaciones totales

Y por supuesto, no podemos olvidarnos de las comisiones por impago o retraso en el pago de las cuotas mensuales del préstamo. Éstas suelen tener tasas de interés muy elevadas y son cobradas por la entidad financiera.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.