Foto de Carolina Velasco

Qué es un préstamo

Guía sobre la definición de Préstamos. Analizamos los intervinientes y conceptos inherentes a la solicitud de esta fórmula de financiamiento.

En esta etapa de la crisis económica, existen términos que encierran en si mismos una definición adversa.

Hoy, tras años de esplendor y crecimiento y la posterior explosión de la burbuja del crédito provocada por las altas tasas de interés y el sobre endeudamiento, la financiación ajena se mantiene en los niveles más bajos de su medición histórica

Es bien cierto que la situación actual se presenta adversa en términos de endeudamiento, sin embargo conviene recordar que el financiamiento es una de las claves para el funcionamiento de la economía.

Consumo de bienes duraderos, financiación del tejido empresarial como fomento del modelo productivo y por lo tanto, como clave para la generación de riqueza, son algunos de las variables macroeconómicas dependientes de la financiación.

En este sentido y estando ad-portas de un nuevo ciclo económico, resulta imprescindible tener presente que la financiación responde a una demanda inelástica. Una demanda inelástica significa que, con independencia del ciclo económico que se viva y los volúmenes de financiación que tenga una sociedad, este producto financiero siempre va ser demandado, uno de los mayores íconos de demanda inelástica en términos de financiación son los préstamos para la adquisición de viviendas, los préstamos hipotecarios.

Atendiendo expresamente a su calificación de demanda inelástica, es fundamental muy claros los conceptos inherentes a cada una de las fórmulas de financiación existentes.

¿La razón?, maximizar sus ventajas y minimizar los riesgos.

¿Qué es un préstamo?

Analizamos hoy la figura del préstamo, un préstamo es un sistema de financiación por medio del cual una persona o entidad entrega bienes o dinero a otra a cambio de un porcentaje adicional de interés sobre el capital prestado.

Las principales características de los préstamos son

  • Desde el primer momento se fija la forma de devolución, conocido como amortización, del capital prestado
  • Al capital prestado se le añade un tipo de interés que se prorrateará en los distintos pagos, denominados cuotas, hasta que se haya devuelto en su totalidad
  • El plazo y la cuantía de las cuotas se fijan en el momento de la formalización de la escritura de préstamo
  • La financiación se vincula a la finalidad

Conclusiones

Un préstamo es un capital entregado por una entidad financiera, bancaria o gubernamental, para sufragar los gastos que supone la adquisición de un bien o servicio.

La persona o entidad que presta el dinero se denomina prestamista.

La persona o entidad que recibe el dinero se denomina prestatario.

El importe prestado se denomina capital.

La devolución del capital se conoce como amortización y su periodicidad queda fijada al momento de formalizar la escritura.

El préstamo lleva implícito el pago de intereses y comisiones que deberán ser devueltos con el capital.

Generalmente, las cantidades se devuelven en cuotas mensuales que se componen de una parte que corresponde al capital, conocido como principal, y otra parte que corresponde a los intereses, dinero que pagamos por poder disponer de dicho capital.

A diferencia de las fórmulas de financiamiento circulantes, donde el destino de los capitales no está determinado, en el caso de los préstamos, la finalidad se define con antelación y determina el tipo de interés aplicado, la cuantía del capital prestado y el plazo establecido para su amortización.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.