Foto de Vilma Garcia

Tips para los que quieren cambiar de carrera

Para algunas personas la llegada de la madurez trae consigo el deseo de hacer cosas nuevas, satisfacer una vocación o un sueño no cumplido; al iniciar este camino hacia la transformación hay que prepararse física y mentalmente
Tips para los que quieren cambiar de carrera

Son muchas las razones que llevan a una persona a emprender nuevos rumbos en su vida, en la mayoría de los casos, los cambios comienzan por la actividad profesional, ese tiempo y espacio al que se dedican tantas horas diarias, que termina convirtiéndose en una segunda identidad. Hay buenos ejemplos: un policía que se pasó al mundo de la música, o un capitán de la Marina que se convirtió en director de un circo. Estos casos son parte de las experiencias que recoge Kerry Hannon en su libro ¿Qué sigue? Siga su pasión y encontrará el trabajo ideal.

Según la autora, muchos de estos hombres y mujeres se detuvieron, planearon, no actuaron impulsivamente, fueron estimulados para descubrir las cosas valiosas para ellos, que les permitieron cambiar sus trabajos y sus vidas. El común denominador es la confianza en el camino que han emprendido, quizás trabajan más horas o ganan menos, pero lo importante para ellos es hacer lo que les gusta.

Consejos para comenzar el cambio

1. Descubrir el origen de la insatisfacción

Quizás la presión venga del trabajo, la persona se siente estancada, ya no le interesan los retos. Es el momento de detenerse a reflexionar sobre otras posibilidades, acerca de ampliar los horizontes, pero hay que tener mucho cuidado con el tipo de giro que se da. No todos están preparados, se tiene más edad y hay que tomar las cosas con calma. Comenzar en un nuevo trabajo a los cincuenta, es probable que no le permita ninguna autonomía antes de los 60 años. Esa no es la idea, hay que buscar y definir cuál es la dirección que se quiere tomar.

2. Poner orden en las cosas personales

Todo cambio genera estrés, por lo tanto es conveniente prepararse física y mentalmente como si se fuera a correr una maratón por ejemplo, pues cuando estamos físicamente en forma, se incrementa la energía y la capacidad mental para asumir los retos. Iniciar una nueva carrera en la madurez requiere mucha de esa fuerza y de ese empuje. Para algunas personas el cambio puede estar relacionado con una búsqueda espiritual, ¿se trata de hacer una contribución, o alguna acción para el crecimiento personal?, si es así, los libros de motivación ayudan e inspiran.

3. Ser prácticos

El cambio tiene que llegar por etapas. Considere la necesidad de actualizar los conocimientos y habilidades, con un paso a la vez, inscribiéndose en un curso nocturno con poca carga horaria. No incurrir en gastos excesivos para la formación también es importante. Busque alternativas gratuitas para ponerse al día, evite aumentar los pagos pendientes que generan estrés.

4. Buscar una guía

En etapas de transición es útil contar con los consejos de personas experimentadas que han tenido éxito en sus emprendimientos. A todos les gusta ser consultados y es una buena oportunidad para recibir apoyo y orientación.

5. No perder de vista los contratiempos

Hacer planes realistas pasa por considerar algunos imprevistos. Por muy eficiente que sean las programaciones hechas, a menudo se presentan obstáculos, y si la persona no está preparada, éstos pueden hacerla retroceder. Contar con una red de apoyo como familia, pareja y amigos, ayuda a superar cualquier escollo en el camino.

6. Probar con algún voluntariado

Mientras se decide el rumbo a tomar, colaborar con alguna obra social puede dar una nueva perspectiva, muchas veces las oportunidades se presentan en ámbitos desconocidos, y en este campo hay muchos trabajos que requieren de personas maduras y dispuestas a poner su tiempo y sus conocimientos a la disposición de instituciones y grupos de bienestar social.

7. No enfocar la búsqueda en el dinero

El aspecto financiero es el mayor obstáculo para las personas que buscan cambios, porque las nuevas actividades puede que no sean productivas de inmediato, o se haya optado por un voluntariado. Es necesario tener un respaldo inicial, que permita realizar una búsqueda más reflexiva, y revisar las prioridades, ¿qué cosas son realmente importantes, y de cuáles se puede desprender para llevar una vida más sencilla y acorde a las necesidades interiores?

8. No tocar los recursos para la jubilación

Es bueno disponer de algunos ahorros que permitan mantener los gastos mientras se encuentra una nueva carrera, pero gastar el dinero destinado a dar seguridad en la vejez, o comprometer recursos como la vivienda o los fondos de pensión en una aventura, es uno de los peores errores en los que pueden incurrir quienes desean comenzar de nuevo.

9. Hacer algo cada día

En función de lograr el cambio deseado. Ayuda tener una visión clara, enfocarse en la meta, y enfilar los esfuerzos en esa dirección, cumpliendo con el ejercicio físico, revisando las opciones de estudio y otras nuevas ocupaciones, ingiriendo una dieta reparadora, descansando lo suficiente, son algunos de los pasos que hay que cumplir diariamente para que el plan de cambio tenga éxito. Como dice la frase popular: “un viaje de mil millas comienza con el primer paso”.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.