Reclamar seguro de vida
Reclamar seguro de vida

La muerte de un ser querido es, sin duda, uno de los trances más complejos para un ser humano, sin embargo, aunque se trata de una ocasión triste en que nadie piensa con claridad, hay que tener muy en claro el procedimiento a seguir en caso de haber una póliza de seguro de vida comprometida, ya que a través de ésta es posible eliminar cualquier tipo de problemática asociada al tema financiero y se puede enfocar cada uno en superar la pérdida de la mejor forma posible.

El procedimiento debido, para reclamar una póliza de vida, es el siguiente:

  • Localizar la póliza y conocer quienes son los beneficiarios de ella

    La póliza de vida siempre debe mantenerse a mano, en un lugar que no presente inconvenientes para su fácil acceso en caso de ocurrir algún acontecimiento desgraciado como la muerte del titular de la misma, ya que, colocarla en una caja fuerte puede presentar complicaciones dependiendo de las políticas del banco a la hora de fallecer el titular de la misma, y en la mayoría de los casos sólo se abren por orden de un juez

  • Ponerse en contacto con el agente de seguros que corresponda

    Cuando muere el titular de una póliza de vida, hay que ponerse en contacto de inmediato con el agente de seguros que la emitió, para que éste pueda asistir a los familiares o encargados de su trámite y se llenen los campos que haga falta para reclamarla. En caso de no estar disponible el agente, hay que ponerse en contacto con la propia compañía de seguros

  • Adjuntar el certificado de defunción al iniciar el reclamo

    Antes de iniciar el reclamo, hay que adjuntar el certificado que acredite que el titular de la misma ha fallecido, y al hacerlo, solicitar varias copias del mismo. El documento puede ser obtenido mediante el director de la funeraria que se encargará del entierro

  • Adjudicación de la reclamación al beneficiario

    Entregada la reclamación y el certificado de defunción del titular de la póliza del seguro de vida, la compañía de seguro emitirá una adjudicación o “settlement”, conforme las condiciones de la póliza en cuestión, la que será entregada al beneficiario correspondiente, así como también el dinero estipulado, aunque éste deberá elegir la forma en que desea recibir el pago del mismo

Formas de distribución del beneficio de la póliza de vida

El beneficiario de una póliza de vida, generalmente, puede escoger entre distintas formas de distribución de los beneficios, cuales son:

  • Pago único – Lump sum

    El beneficiario accede a recibir el total del beneficio en un solo pago

  • Provisión específica – Specific income provision

    El beneficiario acepta recibir pagos parciales, los que se compondrán de un capital determinado más los intereses que se hayan estipulado previamente

  • Pago vitalicio – Life income option

    En esta modalidad, el beneficiario acepta un pago de por vida por el monto comprometido en la póliza de vida, garantizado de por vida aunque dependiente de si el beneficiario es hombre o mujer, o de la edad del mismo al momento en que fallece el causante

  • Ingresos de intereses – interest income option

    En esta alternativa el beneficiario está de acuerdo con mantener el beneficio del seguro de vida en manos de la aseguradora (custodia), la que se compromete a pagarle los intereses que genere como si se tratara de una pensión. En el caso de no utilizar el monto estipulado a modo de beneficio por la muerte del causante, este dinero sucederá a la segunda generación del beneficiario inicial

Nunca olvide la importancia de una compañía aseguradora financieramente segura y de buena atención, pues es en estos casos cuando necesita la mayor asesoría posible para escoger una opción que le permita sacar el mejor provecho al beneficio dejado por el causante.

Puntaje: