Tipos de tarjetas de credito
flickr.com

Tanto si es la primera vez que va a solicitar una tarjeta de crédito, como si se ha trasladado a vivir a Estados Unidos, conviene que conozca las diferentes clases y tipos de tarjetas de crédito que se comercializan, a fin de lograr la mejor elección en base a sus necesidades y su situación, laboral, personal y financiera.

Existen modalidades diversas de tarjetas de crédito que se conceden por bancos y entidades de crédito. Veamos los tipos de tarjetas de crédito existentes en el mercado financiero, cuales son sus usos y para qué tipo de cliente están diseñadas.

Tarjetas de crédito sin garantía: Se conoce bajo este concepto a las tarjetas de crédito que no están aseguradas, son las tarjetas de crédito estándar y se emiten por bancos y entidades financieras, las únicas variaciones ente una entidad y otra se centran en la APR, tasa porcentual anual que se aplica sobre la tarjeta de crédito.

Tarjetas de crédito con traspaso de deudas: Esta modalidad está pensada para facilitar el traspaso de las deudas contraídas con una tarjeta de crédito que aplique un APR más elevados a otra tarjeta con intereses más reducidos.

Ejemplo práctico, si tiene una deuda con una tarjeta de crédito que permite el traslado de saldos y traslada la deuda a una tarjeta de crédito que contemple un periodo de tiempo con APR igual a 0, durante ese periodo de tiempo no pagará ningún interés por su deuda.

Tarjetas de crédito con interés bajo: Esta modalidad está pensada para captación de nuevos clientes. Habitualmente se ofrece un periodo en el que no se cobra tasa o se cobra una tasa fija reducida. Los plazos denominados introductorios suelen ser de seis meses.

Tarjetas de crédito recompensa: Este tipo de tarjetas son las que cuentan con bonificaciones, descuentos y acumulación de puntos canjeables por regalos en especie o en bienes.

Esta modalidad de tarjeta de crédito requiere un historial de crédito de óptimo nivel para su concesión, por lo que si se acaba de trasladar a Estados Unidos o si nunca ha tenido una tarjeta de crédito, le será difícil obtenerla.

Tarjetas de crédito para viajes o compañías aéreas: Estas tarjetas, conocidas como tarjetas de millas, son las que acumulan puntos por cada viaje realizado y pagado con la tarjeta de crédito o en ocasiones bonificando sus compras con puntos. Estos puntos acumulados se pueden canjear por millas gratis. En esta modalidad de tarjeta existen dos precauciones que se deben tomar para evitar sorpresas:

  1. Caducidad de las millas
  2. Incremento de coste de los billetes por el pago con tarjeta de millas

Este tipo de tarjeta de crédito está diseñado para empresarios, directivos y clientes en general que viajan de forma frecuente, no son tarjetas de crédito para pagar exclusivamente el pago de las vacaciones anuales ya que para una frecuencia de viajes muy baja, resultan muy costosas.

Tarjetas de crédito que devuelven efectivo: Este tipo de tarjetas de crédito conceden recompensas por cada compra, cuando más compras se realicen mayor número de recompensas. En la actualidad, lo más habitual es obtener un 1% de cada compra realizada.

Mal historial de crédito o historial inexistente

Con motivo de la crisis económica, el número de personas que han incurrido en situación de morosidad se ha elevado desproporcionadamente. Para estos casos y para aquellos en los que aún no existe un historial de crédito, las entidades emisoras contemplan tres modalidades distintas de tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito con depósito: Son tarjetas de crédito que se conocen como garantizadas, requieren un depósito, en efectivo o a través de la pignoración de bienes, equivalente a la línea de crédito concedida. Las líneas de crédito de este tipo de tarjetas habitualmente no superan los 250 dólares.

Tarjetas de crédito prepago: Este tipo de tarjeta no es en sí misma una tarjeta de crédito, aunque se usan de forma similar. La principal ventaja de este tipo de tarjetas es que se pagan anticipadamente, a través de una transferencia de saldos entre la cuenta corriente y la tarjeta.

Tarjetas de crédito para personas que continúan estudiando: Habitualmente el historial de crédito de un estudiante es nulo. Esta situación dificulta mucho la posesión de una tarjeta de crédito. Para facilitar la creación de un historial de crédito y el acceso de los estudiantes a las tarjetas de crédito, se crea esta modalidad, no contemplan recompensas ni beneficios pero con un uso correcto, permiten el acceso hacia otro tipo de tarjeta.

Sea cual sea la tarjeta de crédito que elija debe tener presente que el uso responsable, dentro de los límites que le permita su economía y sin gastar más de lo que tiene, es la clave para optimizar las ventajas que las tarjetas de crédito aportan a sus titulares, minimizando los riesgos que, si no se dimensionan y evalúan constantemente, pueden derivar en situaciones económicas complejas y muy críticas.

Puntaje: