Cómo calcular los honorarios cuando se trabaja de manera independiente

Cuando una persona trabaja de manera independiente o por cuenta propia, determinar la suma a cobrar por su trabajo, puede ser un asunto complicado, ya que obedece al terreno de lo intangible, el valor puede ser subjetivo (un servicio de reparación, el diseño de un logo, una asesoría financiera, y muchas otras actividades por el estilo).

Por lo general, el emprendedor termina calculando sus honorarios en base a consultas con otros colegas, e inclusive, fijándose en el poder adquisitivo del cliente. Para tener una idea más clara de lo que conlleva el trabajo por cuenta propia, veamos los siguientes aspectos:

Características

  • Se basa en la experiencia profesional y/o capacitación técnica de una persona
  • Es autónomo en cuanto a opiniones, criterios y métodos de trabajo
  • Tiene un tiempo limitado y específico
  • La relación cliente-contratado no tiene elementos de subordinación
  • Puede efectuarse como persona jurídica o particular

Formas de cálculo

El punto de partida en estos casos, es el costo de producción del servicio, cuando se trata de asesorías, por ejemplo, los colegios profesionales suelen disponer de tablas o tarifas establecidas que pueden servir como referencia. Las áreas técnicas deben incluir, además, el costo de materiales.

Cuando se presta un servicio intangible, la persona tomará en cuenta el valor de sus conocimientos, tiempo empleado, el uso de algunos recursos como computadoras, servicios de electricidad y teléfono, así como de transporte, y todos los elementos necesarios para realizar el trabajo.

Luego hay que informarse con precisión, acerca de qué es lo que el cliente está demandando, y decirle claramente cuál es el precio a cancelar, así como el tiempo para dar por concluido el trabajo, esto es imprescindible que se establezca con anticipación. Cuando la naturaleza del encargo o trabajo va generando otros gastos en el proceso, igual debe indicarse por adelantado, aclarando que se producirá un incremento en el precio final debido a esta razón. Lo importante es que el cliente sepa con exactitud el costo de los servicios contratados y exprese su conformidad.

Los principales parámetros para calcular honorarios se resumen en tres puntos

  1. El nivel de complejidad de la tarea
  2. El tiempo que lleva concluirla satisfactoriamente
  3. El beneficio obtenido por el cliente

Diferentes maneras de calcular los honorarios

1. Por proyecto (producto final, servicio prestado, tiempo de asesoría)

Se emplea frecuentemente en encargos que atienden a un proceso. Entonces, para calcular los honorarios se toman en cuenta todas las facetas: diseño, implementación, desarrollo y evaluación de cada etapa, y el tiempo estimado que se empleará en cada una. Una vez determinada esta información, se calcula el precio por horas de servicio y se suman ambos aspectos, para tener un precio global.

2. Por tiempo (horas, días, semanas, meses)

Cuando se trata de servicios profesionales, la forma más común es el cobro por horas, pero también puede hacerse el cálculo por días o meses. Sin embargo, esta modalidad tiene algunas desventajas para los clientes, pues es imposible determinar el lapso que se empleará por adelantado, y el monto por concepto de gastos adicionales que toda actividad profesional genera.

Recomendaciones generales

  • El precio por hora de trabajo es un asunto de carácter interno, personal. A los clientes se les debe presentar un presupuesto global, a menos que sea una tarea por tiempo específico. Cuando no existe esa limitante, lo conveniente es presentar un presupuesto único o final
  • Cuando una materia se maneja con dominio multidisciplinario, se debe incrementar el precio del trabajo ofrecido, que equivale al aporte de varias personas en beneficio del cliente
  • Lo mismo aplica cuando los servicios son exclusivos, o de tal calidad, y se diferencian sustancialmente de los ofrecidos por otras personas
Puntaje: