Geoffrey Robertson, el abogado del polémico fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acusó al primer ministro de Suecia, de haber dañado las posibilidades de su cliente de tener un juicio justo, por haberlo acusado de presuntos delitos sexuales y por haberlo retratado como "el enemigo público número uno".

Assange, fundador de WikiLeaks, enfureció al gobierno de Estados Unidos por la liberación de miles de cables diplomáticos que dejaron al descubierto información confidencial respecto de otros gobiernos del mundo y enfrenta en Suecia denuncias por mala conducta sexual durante una visita que realizó en agosto pasado. Assange niega las acusaciones.

Su abogado Roberton, en el contexto de la audiencia, continuó diciendo que el primer ministro Fredrik Reinfeldt, había creado un "ambiente tóxico" en Suecia alrededor del juicio de Assange.

Por su parte, Reinfeldt arremetió contra las críticas formuladas durante la audiencia de Assange, y dijo: "Lo que me preocupa es que están tratando de eludir el hecho de que existen denuncias que son realmente muy graves".

La audiencia de tres días realizada en una tribunal de Londres, fue aplazada hasta el 24 de febrero cuando el juez Howard Ryddle, deberá comunicar su decisión acerca de si Assange será finalmente extraditado.

Los abogados del acusado argumentan que la transferencia de Suecia podría ser un paso a la extradición a los Estados Unidos, donde podría terminar enfrentando un juicio por la filtración de los cables diplomáticos.

Assange se ha mantenido libre bajo condiciones estrictas, dado que un tribunal británico lo liberó bajo fianza en el mes de diciembre.

Puntaje: