Las nuevas tecnologías permiten a los usuarios tener experiencias de realidad virtual en las que pueden realizar la compra tal y como si estuvieran en cuerpo presente en la tienda física.

Realidad virtual y las tiendas online

El comercio electrónico, las ventas online, vienen teniendo un crecimiento en aumento y sostenido. Comprar desde la comodidad de la casa y recibir al poco tiempo la mercadería en la puerta del domicilio, es sin dudas algo que resulta muy tentador. Pero uno de los grandes inconvenientes que tiene esta práctica, es que los clientes muchas veces se decepcionan al ver frente a frente su compra. Sin embargo, este problema quedaría resuelto si para realizar la compra tuvieran una experiencia de realidad virtual que les permitiera entrar a la tienda y elegir como si realmente estuvieran allí.

El futuro está a la vuelta de la esquina

Las nuevas tecnologías y las necesidades de las tiendas apuntan a que en el futuro cada vez más los comercios físicos queden relegados a un segundo plano y los online cobren mayor importancia. Tiendas con tecnologías de última generación que cuentan con dispositivos interactivos que interactúan con los smartphones de sus compradores, les realizan sugerencias, consejos, etc.

Las tiendas online que usan la realidad virtual, proporcionan a sus clientes experiencias a través de unas gafas 3D con las cuales sin salir de sus casas viven una autentica experiencia en el lugar, recorren los escaparates, revuelven en las estanterías e incluso se prueban cómo les luce una prenda, la caída, el talle, los detalles y más.

La realidad virtual venía siendo utilizada hasta el momento casi de forma exclusiva para las aplicaciones lúdicas, hasta que la empresa catalana Gravient comenzó a explotarla de forma diferente. Ofreciendo una solución para las tiendas online que buscan mejorar la experiencia de sus usuarios. La compañía desarrolló un mercado virtual que en tiempo real simula una experiencia que conjuga el mundo físico con el virtual.

Javier Masana, CEO de Gravient explica:

La analítica es muy importante porque se trata de un marketplace que mejora la experiencia de compra del usuario en tiempo real. Analiza los patrones de conducta del consumidor y le ofrece productos en función de sus necesidades.

En la edición del Automóvil de Ginebra, SEAT presentó un configurador digital desarrollado por Gravient. Dicha plataforma de realidad virtual posibilita configurar el vehículo antes de la compra. Según Masana:

Los concesionarios acabarán siendo un showroom de realidad virtual en el que los usuarios seleccionarán las preferencias para su coche.

Las tiendas online que están incursionando en realidad virtual

Ebay

Ebay es una empresa pionera en lo que refiere a ventas online a través de experiencias de realidad virtual. La primera tienda con estas características fue lanzada en Australia y esperan posteriormente incursionar en otros países. En un principio el servicio estará limitado a una determinada cartera de productos. Para tener acceso a este servicio, es necesario tener un dispositivo Android o iOS, unas gafas Google Cardboard o Samsung Gear VR y la aplicación “Ebay Virtual Reality Department Store”. Una vez colocadas las gafas, con el sólo movimiento de la cabeza el cliente accede a todos los menús de la tienda virtual. Se pueden ver las imágenes de los productos en 3 D, rotar y verlos también en 360º y así apreciar bien todas sus características.

Alibaba

La tienda china de comercio electrónico Alibaba con el objetivo de que sus tiendas online recreen espacios físicos también se lanza a la realidad virtual.

Zhuang Zhuoran, Senior Director del área móvil de Alibaba dice al respecto de las compras online y la realidad virtual:

La realidad virtual es una manera estupenda de probar productos o servicios, especialmente para algunas categorías, como los muebles o los artículos de viaje.

Tienda online de Massimo Dutti

A través de la app de la marca española Massimo Dutti y gracias a las gafas de realidad virtual de Homidio, se puede comprar online en la tienda desde un smartphone la colección masculina Soft de Massimo Dutti. Se colocan las gafas y a través de los movimientos de la cabeza el cliente se desplaza por la tienda, fijando su atención en tal o cual artículo, momento en el que se permite el acceso a la ficha del mismo y se reproduce un vídeo que permite ver cómo luce la prenda en movimiento.

Un nicho de mercado a explotar

Parecería ser que este es sólo el comienzo de las tiendas online con realidad virtual. Si bien esta nueva tendencia favorece las ventas, ya que le aporta un valor agregado a los consumidores, trasladar el catálogo de productos de una tienda a la realidad virtual resulta una inversión muy costosa. Sin embargo, todo parece indicar que el futuro de las compras y las ventas online apunta hacia este nicho de mercado al que aún le queda mucho por explotar.

Agregar comentario