Conversaciones que debes evitar en tu centro de trabajo, temas que no debes tocar nunca y comentarios que debes guardarlos para después

Lo que no se debe hablar en el trabajo

Es inevitable entablar una relación de amistad con tus compañeros de trabajo, en algunos casos esas relaciones se vuelve duraderas y entrañables; pero debemos estar concientes que en lugar de trabajo hay temas que mejor no tocarlos nunca y guardar silencio. Conozcamos algunos temas que jamás debes hablar en el trabajo.

Hablar del sueldo

Los temas de dinero siempre son delicados, más aún en el centro de labores. Revelar cuánto ganamos puede despertar envidias entre los demás. Es obvio que existen diferencia entre lo que usted y los demás ganan, es por eso que este tema es mejor tenerlo en un ámbito muy personal y evitarlo siempre que se pueda. Esta recomendación también podría extenderse en no "hablar de dinero"; el dinero es un tema delicado que se debe evitar mencionar en el trabajo, así mismo con los bienes materiales que se compren, mejor guardar esos comentarios para círculos más personales, son fácilmente malinterpretados por soberbia.

Cuidado con los comentarios y bromas

En el ambiente de trabajo se suele matizar con bromas que nos llevan a un ambiente más disipado y llevadero. Pero estos comentarios o "bromas" pueden ser fácilmente malinterpretadas. Evite hacer bromas racistas, homofóbicas o despectivas; quizá su intención no es ofender a nadie, pero puede que sin querer lo haga.

Hablar de su vida personal

Esta recomendación va desde el comentario más pequeño hasta algún tema familiar. Evite comentar problemas personales en su trabajo, estos pueden correr como reguero de pólvora por lenguas malintencionadas, y se puede convertir en la comidilla de su centro de labores. En muchos casos, algunas personas han comentado por ejemplo sobre su fin de semana, y todo ha sus anécdotas han sido llevadas por malos comentarios, y lo que para usted era un buen fin de semana, para algunos fue un exceso. Mejor guardarse este tipo de anécdotas para fuera del trabajo.

No intervenir en conversaciones ni peleas ajenas

Si se da una discusión entre colegas, lo mejor es mantenerse al margen, a menos que su trabajo implique entrar en esta clase de debates. El tercero siempre sale sobrando, y en estos casos también es así, su buena fe de moderador o pacificador se puede malinterpretar como favoritismo y hasta demagogia. Así el tema en discusión sean cosas de trabajo, evite hasta el final su participación, solo hacerlos sí es realmente necesario, utilice su buen juicio si decide participar.

Agregar comentario