Hoy miércoles 3 de noviembre, la Reserva Federal se comprometió a comprar 600 billones de dólares en bonos del Estado, aproximadamente para mediados del año 2011.

El banco central de Estados Unidos dijo que comprará cerca de 75 billones de dólares en bonos del Tesoro, por mes. Casi el 90 por ciento de sus compras se centrarían en los bonos del Tesoro cuyos vencimientos van de 3 a 10 años.

Jeff Kleintop, jefe de mercado de LPL Financial en Boston, declaró: "Esto proporcionará mayor claridad al mercado. La cuestión es si será suficiente".

Se trata de una decisión arriesgada que claramente intenta paliar las consecuencias de la recesión que aún se hace sentir en la situación económica que vive Estados Unidos.

Luego de que la Reserva Federal anunciara su decisión, el precio de los bonos bajó de manera notable.

Declaraciones de la Reserva Federal

Respecto del progreso de la economía estadounidense, la Reserva Federal declaró: "Aunque el comité prevé un regreso gradual a niveles más altos de utilización de los recursos en un contexto de estabilidad de precios, el avance hacia los objetivos ha sido decepcionantemente lento".

La decisión (para muchos arriesgada) de la FED se explica en el hecho de que la economía del país está creciendo actualmente a un ritmo del 2 por ciento anual y el índice de desempleos se mantiene en un 9.6 por ciento, aunque la contratación del sector privado va mejorando lentamente.

Por su parte, el Banco de Japón, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra, también se estarán reuniendo para realizar una compra de bonos.

Puntaje: