Las auditorías pueden ser internas o externas, pero siempre tienen por finalidad el buscar la realidad económica de un determinado patrimonio

Auditoría
Auditoria - Resumen de su importancia

La Auditoría se define como el examen que se realiza sobre los registros patrimoniales de un individuo o empresa a fin de verificar su estado financiero.

Dicha práctica suele ser ejecutada por Auditores y data de finales del siglo XVIII, aunque comenzó a ser más utilizada con la aparición de las grandes empresas. La tarea del Auditor es analizar la exactitud y veracidad de los registros mostrados por una empresa, a fin de corregir errores, irregularidades y fraudes.

Una Auditoría basa su funcionamiento en la Contabilidad, pero sus objetivos son más amplios: emitir una opinión acerca de la marcha de la empresa, evaluar sus metas, examinar su gestión y actores, efectuar un posterior seguimiento de las recomendaciones.

Existen dos tipos de Auditoría

  1. Externa

  2. Suele realizarla un Contador Público, ajeno a la Empresa y con el objetivo de emitir un juicio e informe objetivo acerca del funcionamiento de la misma.

  3. Interna

  4. Es realizada por personal de la empresa, con intenciones de examinar el funcionamiento de la misma y recomendar algunas mejoras.

    Clasificación de las Auditorias según su motivación

  • Operativa

  • Se trata de un examen de gestión, procedimientos y sistemas internos.

  • Financiera

  • Se examina el estado financiero de la compañía.

Los motivos que dan origen a una Auditoría suelen ser: Cambios en el Marco Legislativo, Fluctuaciones del Mercado, Cambios y Reorganización de una Empresa, entre otros.

Beneficios de realizar una Auditoría

  • Identificar los riegos de la empresa
  • Detectar sus vulnerabilidades
  • Otorgar confianza a los directivos, integrantes y clientes
  • Prevenir errores y fraudes
  • Proporcionar una mejora continua a la Compañía

Indicadores de necesidad de una Auditoría

  • Resultados que no coinciden con los objetivos de la compañía
  • Gastos excesivos
  • Incumplimiento de proyectos
  • Disconformidad de los clientes
  • Alta rotación de recursos humanos

Es recomendable realizar una Auditoría por año a fin de mantener un control regular sobre la empresa. Las Auditorías suelen ser efectuadas por Empresas Auditoras. Dentro de las más importantes del rubro encontramos a las conocidas como “Big Four” -las cuatro grandes- cuales son: PricewaterhouseCoopers (con sede en Reino Unido, Europa y EE.UU), Deloitte (con profesionales en 140 países), Ernst & Young (una de las mayores empresas privadas de EE.UU) y KPMG (con presencia en 150 países).

Aunque a simple vista parezca un proceso engorroso, la Auditoría es una técnica fundamental para el desarrollo y crecimiento de cualquier empresa, dado que le otorgará interesantes posibilidades de cambio y perfeccionamiento.

Agregar comentario