Comisión Europea
Comisión Europea

Samsung, el conocido fabricante de tecnología de origen surcoreano, está siendo investigado por la Comisión Antimonopolio de la Unión Europea tras indicios de haber infringido ciertos pactos firmados en el viejo continente para compartir tecnología “crucial” para el desarrollo de las telecomunicaciones.

Si bien es cierto sólo se ha publicado un comunicado muy breve respecto de la situación, la Comisión Antimonopolio de Europa está investigando en serio la situación, la que de ser cierta podría costarle tanto o más que a Microsoft en el 2004, momento en que los de Redmond tuvieron que pagar nada menos que 497 millones de euros por incluir en Windows el famoso reproductor multimedia “Media Player”. Frente a esto los estadounidenses tuvieron que hacer un sistema operativo sin el reproductor comentado.

La idea de la comisión es estudiar si efectivamente Samsung obtuvo alguna posición privilegiada a costa de la transgresión de ciertos tratados firmados en Europa en 1998, específicamente los relacionados con las patentes de telefonía y el compromiso de colaborar en el desarrollo de las redes de telecomunicaciones en este continente frente al ETSI (European Telecommunications Standards Institute).

En el acuerdo mencionado anteriormente, Samsung y todos los que quisieran operar en Europa debían comprometerse a compartir ciertas patentes que fueran consideradas como “esenciales” para el desarrollo conjunto de las redes de comunicación en el viejo continente (3G en ese entonces). El acuerdo fue firmado conforme los términos de la doctrina FRAND (Fair, Reasonable and Non Discriminator), por lo que había ciertas patentes que deberían haberse compartido por el bien del desarrollo comunicacional europeo en su conjunto y no se hizo, al parecer.

Según la Comisión Antimonopolio de Europa, Samsung puede haber jugado sucio con el resto y haber aprovechado ciertas patentes de forma exclusiva y excluyente, obteniendo con ello una posición más que ventajosa frente a la competencia.

De más está decir que esta investigación no está relacionada de ninguna forma con la pugna existente entre Samsung y Apple o Motorola por determinadas patentes ya que esta situación es seguida por tribunales de justicia de forma particular. Habrá que esperar a ver qué dice la comisión europea respecto de esta situación y ver si será superada la multa impuesta a Microsoft en su momento.

Puntaje: