Pobreza en el mundo
Pobreza en el mundo
flickr.com

El dinero gran protagonista del mundo y mucho más aún desde que el caduco y obsoleto concepto de globalización se integró a nuestras vidas, transformando a un porcentaje de los países desarrollados en centros hegemónicos de poder, mientras que los pobres ajenos a este concepto, son cada vez más numerosos, cada vez más pobres y cada vez más discriminados.

Cuando la crisis global estalló se produjo una paradoja sorprendente, en el año 2009 el número de grandes fortunas se incrementó en más en más de un billón de dólares.

¿Cómo se incrementan las grandes fortunas en mitad de la crisis?

La razón para este incremento es siempre la inversión y su fiel incondicional; la especulación. Mientras la producción industrial decrece y el desempleo aumenta, los recursos de las grandes fortunas se trasladan desde el crédito, agotado, hasta los mercados de capitales, donde la especulación es responsable de la generación de riqueza.

Quiebras, cierres de empresas, precariedad laboral y pérdidas constantes de tejido empresarial que hicieron disminuir los ingresos del estado y por extensión, las prestaciones sociales, perjudicando finalmente, a la sociedad

Una sociedad que, según el último informe emitido por las Naciones Unidas, provoca una inseguridad económica que afecta ya a una población de más de cien millones de personas viviendo bajo el umbral de la pobreza en los países desarrollados.(1)

Las irrefutables cifras de la ONU

Un reciente informe de las Naciones Unidas aseguró que la inseguridad económica que afecta al mundo podría sumir en la pobreza a otros cien millones de personas.

El encarecimiento y la escasez de recursos alimenticios, energéticos, de vivienda y sanitarios, suman a más de 1.400 millones de personas en el mundo, viviendo en la pobreza

El desempleo ha sido sin duda, uno de los grandes detonantes del incremento en las cifras de “pobres en el mundo”, con sueldos que oscilan entre los 1,25 y los 1,50 dólares diarios, más de 53 millones de personas viven un mundo que nada tiene que ver con los grandes capitales que, cada día, manejan los hilos de la riqueza actual en los mercados de capitales.

La recuperación: ¿Es posible?

Todos los organismos reguladores prevén una salida de la crisis lenta, en la que los descensos del comercio, la producción y los ingresos del estado condicionarán los destinos de millones de personas. Adicionalmente, la escasez de alimentos y energía, provocarán un estancamiento de la población considerada pobre que pasará a vivir en situación de pobreza estructural.

Conclusiones, los pobres cada vez más pobres

Tras el análisis de la situación que vive el mundo y según las proyecciones que sobre las variables económicas determinantes del crecimiento, realizan organizaciones como la ONU, hasta 2015, se vivirán situaciones impresionantes de mortalidad infantil, descenso en la alfabetización y hambre, mientras los que manejan el todo poderoso dinero, acaparan los mercados y establecen las reglas del juego.

Cifras aterradoras a las que hay que añadir los desastres naturales, que parecen desencadenarse sin pausa en los diferentes lugares del mundo dejando tras de si una prueba irrefutable de que, el nuevo orden social es ahora, más necesario que nunca.

De nuevo ante la pregunta... ¿Salvamos el planeta o nos seguimos haciendo ricos?


(1)un.org

Puntaje: