El presidente de la FED ha mostado publicamente su preocupación por las repercusiones que tendrá la crisis económica en Europa.

Euros
Euros

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, admitió que la crisis en Europa no dejará indemne a los estadounidenses y que habrá que prepararse para proteger la economía. Bernanke además dijo que Europa deberá tomar los recaudos necesarios para evitar que la inestabilidad económica en la que se encuentra afecte a otros países más de lo necesario.

Cuando se le preguntó en Texas al presidente de la FED sobre el estado de Europa contestó directamente “Europa aún no controla su crisis”, aunque advirtió se están tomando medidas serias y muy concretas para evitar una debacle en el grupo Euro, por lo que su ejecución es crucial a la hora de solucionar este terrible problema.

Europa sigue cayendo

Si bien es cierto se han hecho muchos esfuerzos para que las cosas mejoren en lo económico dentro de Europa, la renuncia de Yorgos Papándreu, Ministro griego, y la del italiano Silvio Berlusconi han hecho reaccionar negativamente a los mercados, por lo que aún no se puede decir haya un camino llano a la recuperación europea.

Por el momento se sabe de tres economías susceptibles de un plan de rescate, la conocida Grecia, Portugal e Irlanda, pero los rumores sindican con claros sesgos de verdad a Italia, quien se sumaría a los países necesitados y acumularía más dudas sobre la solvencia del bloque europeo y su real posibilidad de salir adelante sin secuelas.

Estados Unidos lucha por mantenerse al margen

Ben Bernanke ha hecho todo lo posible por asegurar se tomarán las medidas que sean necesarias para proteger a los estadounidenses, sin embargo, la visita a la base militar “Fort Bliss” no es suficiente como para transparentar la posición del Banco Central frente a lo que se acerca.

En paralelo a lo que ocurre con los europeos, la Reserva Federal ha admitido que en el último mes el índice de desempleados se mantuvo en el 9%, lo que es dolorosamente alto y parece no responder a las políticas de estímulo que hasta ahora se han implantado para impulsar la economía y promover la creación de nuevos empleos.

Dentro de los sectores más afectados por la falta de trabajo destaca especialmente el de veteranos de guerra, donde se encontró un 12% sin posibilidades de emplearse, así como también múltiples manifestaciones por la situación.

Agregar comentario