Capacidades comunicativas

Las competencias comunicativas en la empresa actual son sumamente necesarias, pues saber qué decir, a quién y cómo decirlo es fundamental. Otro punto muy necesario es conocer qué esperar de los distintos tipos de encuentros comunicativos en los que se participa, así como saber qué propósitos abordar y qué resultados son los probables de ello.

¿Qué son las competencias comunicativas?
Son aquellas habilidades y conocimientos que hacen posible al hablante entregar un mensaje social, de forma adecuada contextualmente y con resultados adecuados.

¿Cómo se aprenden estas competencias?
Sencillamente mediante la exposición a distintas situaciones comunicativas, de forma social por ejemplo. Todas las competencias comunicacionales tienen un valor funcional, y por lo mismo la empresa actual se aferra a un esquema que sirve de “explicación” para las fallas en estos términos, aludiendo a
una “ausencia de feedback” o ruidos en el canal donde se transmite un determinado mensaje.

¿Qué pasa si no se entiende el mensaje aún cuando el canal no sufre de problemas?
Lo primero que se debe pensar es que el mensaje no ha logrado ser efectivo por la competencia comunicacional limitada de los receptores. Es habitual observar a personas que desempeñan su función de forma espléndida, pero que a la hora de presentar un proyecto, no transmiten seguridad y confianza en lo que han hecho. Otro ejemplo clásico de este tema son aquellos jefes que por intentar motivar, lo que terminan haciendo en la práctica es amedrentar a los empleados o simplemente no dar cabida a un “no” por falta de argumentos, aún cuando sea la posición correcta.

Explotar al máximo las competencias comunicacionales de los trabajadores claves de la compañía y el personal que debe interactuar en el equipo de trabajo, es de primera
necesidad, puesto que sin una comunicación adecuada, los procesos no funcionan simplemente o en caso de hacerlo, lo hacen de forma deficiente.

El problema de desarrollar las competencias comunicativas

El desarrollo de las competencias comunicativas no obedece simplemente a un tema funcional, ya que las personas por medio de las mismas son capaces de representar su propia personalidad, transmiten parte de la identidad y se reflejan según la forma en que se comunican. En el caso de una empresa, una mala comunicación se traduce en una mala imagen corporativa.

Quienes piensen que las competencias comunicativas se “estudian” y son parte de un proceso de crecimiento o perfeccionamiento personal, están equivocados. La única forma de conseguir un perfeccionamiento efectivo de este tipo de habilidades (comunicacionales), es entendiendo que este proceso necesita de dos partes, lo que se quiere transmitir y lo que efectivamente se puede entender de aquello, pues de nada sirve transmitir un mensaje de forma adecuada, cuando las competencias del receptor son menores, al punto de simplemente no entender nada o parte de lo que se trató de entregar.

¿Cómo se pueden mejorar este tipo de habilidades?

Mediante la asistencia a cursos o talleres que capacitan, aunque no debe tomarse este conocimiento como una receta de cocina, sino que muy por el contrario, se trata de un proceso que varía según el lugar en que se tenga que desenvolver y el evento comunicativo en el que se tenga que participar.

Las particularidades de cada persona forman un punto crucial en el entendimiento y mejora de las capacidades comunicativas. La comunicación es un proceso complejo que requiere de una atención especial, para crear estrategias comunicativas y para que se interpreten bien las claves comunicativas de forma dinámica.

Agregar comentario