La pausa para el café que explica el éxito de los trabajadores suecos.

El secreto de la productividad en Suecia
Pausa para el café

En Suecia, fikas es un aspecto muy importante de la cultura. Es lo que se conoce como una pausa para el café y algún bocado en medio de la jornada laboral. Según estudios de la Universidad de Linköping, esta tradición contribuiría con la alta productividad y los bajos niveles de estrés en los suecos, los menores en el mundo, según datos de International Business Report.

Emelie Gallego, agregada cultural de la embajada de Suecia en España explica sobre esta costumbre:

Fika es un fenómeno social. Es tomarse un café o un té, pero también es una razón para socializar y disfrutar de un momento de calidad con los compañeros de trabajo.

Matts Johanson, fundador de Da Matteo, una cadena de cafés con sede en Gotemburgo explica al respecto:

Está profundamente integrada en nuestra cultura...

La mayoría de los suecos hacen la fika varias veces al día, ya sea durante el fin de semana o a lo largo de la semana.

Más que una pausa para descansar

Según una investigación de Relationships @Work mantener buenas relaciones entre compañeros y con los superiores favorece el mejor desempeño laboral y profesional. Por su parte un análisis hecho por especialistas de la Universidad de Frlorida demostró que fomentar la relación de confianza entre los empleados y los jefes redunda en una colaboración mayor, eficiencia e innovación por parte de todos.

Andreas Astrom, de la Cámara de Comercio de Estocolmo señala:

El estilo de gestión sueco es diferente al de la mayoría de los demás países. Es horizontal y no muy jerárquico...

En las estructuras horizontales es importante escuchar a cada persona, y la naturaleza comunitaria de la fika promueve la conversación entre empleados y directivos.

Los fikas no están regulados en la jornada laboral, pero tienen lugar varias veces durante el día. Si bien cada empresa tiene sus propias reglas, lo frecuente es un par de pausas en la mañana y otras en la tarde.

Los fikas desembarcan en otros países del mundo

Nueva York, cerca de Central Park

Lars Akerlund llegó a Nueva Yorkdesde Suecia en el 2001 y allí abrió en 2006 su primer café, "FIKA", en las inmediaciones del Central Park. En la actualidad ya tiene 17 cafeterías y está por abrir dos más en ese país.

Australia - Fika Swedish Kitchen

"Fika Swedish Kitchen" abrió sus puertas en 2013 en Sídney, Australia y según su cofundadora, Diana Chirilas al comienzo los residentes se mostraban desconfiados, pero gradualmente empezaron a deleitarse con sus especialidades.

Londres - "Bygga Bo

En Walthamstow, Londres, este café sueco tomó la idea del fika y lo incorporó a su estilo con muchísimo éxito.

Agregar comentario