La compañía Nokia nombró como su nuevo presidente ejecutivo, al gerente de negocios de Microsoft, Stephen Elop, quién estará asumiendo su nuevo puesto en los próximos días.

Más allá del cambio de organigrama, esta incorporación podría marcar un cambio radical en la futura estrategia de negocios de la empresa de telefonía celular.

Nokia se encuentra atravesando una crisis, de hecho, en julio informó una caída del 40% en sus ganancias.

Su problema principal no radica en el ámbito de las ventas, dado que sigue siendo el mayor fabricante del mundo, sino que se encuentra en su visión de liderazgo.

Steve Elop podría indicar un nuevo camino a la compañía, dado que ha tenido una variada carrera en la industria del software y las comunicaciones; de hecho, sus ex colegas lo describen como "un gran líder".

Luego de 20 meses de estar a cargo de la División de Negocios de Microsoft, Elop asumirá su nuevo cargo en Nokia, el 21 de septiembre del corriente.

Respecto a su aterrizaje en Nokia, Elop dijo que lo encuentra en un contexto de ruptura “gracias a la llegada de los smartphones, los medios sociales como Facebook, y los cloud computing que utiliza el Internet para aumentar las capacidades de los ordenadores domésticos".

Por su parte, los directivos de Nokia, declararon: “Sus antecedentes de software y su probado historial en la dirección de cambios, serán activos valiosos para completar la transformación de la empresa".

Sin duda, podremos palpar los cambios anunciados en un futuro no muy lejano.

Puntaje: