Refinanciar un auto en EE.UU.

Las opciones para refinanciar un vehículo en los Estados Unidos son alentadoras. Las empresas están ofreciendo beneficios para que los clientes tengan en cuenta a la hora de decidirse por esta alternativa. A pesar de la crisis financiera desatada en el 2008 y la reducción de créditos otorgados por las entidades bancarias, aún es posible refinanciar un préstamo y esto es un beneficio para todos aquellos que deseen reducir las cuotas mensuales, intentar ahorrar un poco de dinero, incluso cambiar de vehículo, aunque a largo plazo el monto total sea más extenso del esperado.

Algunas de las ventajas promocionadas que más atraen a los consumidores

  • Reducción mensual del pago
  • Tasa fija del préstamo
  • El primer pago se hace habitualmente 60 días después de la contratación

Características importantes a tener en cuenta

  • En Estados Unidos, un préstamo de un vehículo base puede durar entre tres y cinco años
  • Si el coche no supera los ocho mil dólares de valor, es probable que la refinanciación no pueda ser viable
  • Mucha de la gente que llega a Estados Unidos y decide comprar o refinanciar un coche no cuenta con un historial crediticio que avale la operación y debe aceptar altos niveles de interés

Motivos por los cuales se elige la refinanciación

  • Prolongar el presupuesto existente mediante la creación de pagos mensuales más accesibles
  • Poder efectivizar alguna reparación importante en el vehículo y no se dispone del dinero suficiente para realizarlo

Sin duda, una de las industrias más afectadas por la crisis económica mundial fue la automotriz. La recuperación se espera que comience a notarse a finales del año entrante y principios del 2012. Ya se está viendo que el consumidor está modificando sus preferencias y es bastante habitual decidirse por cambiar un modelo ya existente por otro. Los más solicitados son los compactos. Cada vez más empresas privadas ofrecen préstamos a los clientes ya sea para comprar un primer vehículo o para refinanciar la deuda ya creada.

Ciertos consejos importantes a tener en cuenta

  • Tomarse un buen tiempo para analizar y comprar la mejor de las ofertas
  • Hay que analizar si es preferible solicitar refinanciación al banco o directamente a un concesionario
  • Tener una buena calificación de crédito es esencial para que la entidad bancaria o el concesionario aprueben la necesidad de refinanciar el vehículo
  • La mala puntuación crediticia hará que se pague una tasa de interés más elevada de lo habitual. Encontrar disponibilidad de este tipo de préstamos para clientes con problemas concretos de liquidez no es fácil, pero tampoco imposible. En estos casos, la mejor opción es tomarse el tiempo necesario para poder considerar todas las ofertas disponibles, incluso aquellas que se promocionan en Internet

Cuáles son los documentos necesarios que se solicitarán en el momento de pedir una refinanciación

  • Prueba fehaciente de los ingresos (recibos de sueldos, talones de cheques, declaración anual de impuestos, pensiones alimenticias o documentación de la Seguridad Social)
  • Estado actual de cuentas bancarias, hipotecas, documentación de alquileres e historiales de créditos
Puntaje: