Enseñar a los niños desde pequeños finanzas básicas es sumamente provechoso para que cuando crezcan, y tengan poder adquisitivo, no tomen decisiones equivocadas.

Finanzas básicas para niños
Finanzas básicas para niños

Seguro a muchas personas les pasa que suelen utilizar en demasía las tarjetas de crédito, abusan de los préstamos bancarios y también cometen el error de sobre explotar las tarjetas de otras instituciones de crédito como supermercados o grandes tiendas, pero ¿Qué explicación tiene eso? Una respuesta rápida nos lleva a pensar que el origen de dicha conducta se encuentra en la crianza de los padres. Lo más probable es que nunca se haya enseñado sobre finanzas básicas, pero eso puede enmendarse.

El CEO de TIAA-CREF (Teachers Insurance and Annuity Association – College Retirement Equities Found por sus siglas en inglés), Roger Ferguson, entrega varios consejos sobre los cuales el future de los hijos puede cambiar drásticamente en su favor. Todo parece indicar que el gran problema que enfrentan los jóvenes, más tarde adultos jóvenes, es el no adoptar una buena actitud frente al dinero al carecer de conocimientos básicos sobre finanzas.

Parte de los principios económicos que deben inculcársele a los más pequeños son:

1

Ahorrar es lo más importante

Lo primero que tiene que entender un niño es la relevancia que tiene el ahorro en la vida, ya que comúnmente las tarjetas de crédito ofrecen la alternativa fácil al ahorro incentivando al gasto tras la promesa de pagar cómodas cuotas en varios meses a cambio de tener lo que queremos sin mayor espera, pero ¿Es realmente una ayuda?

Efectivamente hay veces en que las compras con crédito son necesarias, beneficiosas e irrechazables, pero la mayoría de las veces eso no es así. El ahorro resulta fundamental porque permite mantener la independencia económica necesaria en momentos de necesidad, abarata costos en la compra de bienes al poder comprar en efectivo y acumula intereses muchas veces.

Es bueno abrir una cuenta de ahorro a los niños para que así entiendan en qué consiste el ahorro, qué se puede hacer con ese dinero acumulado más adelante y qué rol juegan los intereses en todo esto. Para hacer esto una buena fórmula es entregar un “aporte” por cada cierta cantidad que el niño consiga ahorrar, es decir, por cada dólar que ahorro, usted puede cooperar con 20 centavos extras.

2

El dinero cuesta

Lo mejor que puede inculcársele a un niño es el valor del dinero, hacerle entender que no se trata de saber “pedir” las cosas, sino más bien el aprender cómo ganárselas. No tiene sentido que durante el crecimiento y desarrollo cognitivo de los más pequeños entiendan que el dinero se obtiene tras una buena charla con los padres, pues cuando consigan independencia lo más probable es que dilapiden lo poco que obtengan.

Las maneras de conseguir este objetivo son variadas, aunque todas se circunscriben a la idea de hacerlos realizar determinadas actividades a cambio de una recompensa. No hablamos de trabajo infantil ni mucho menos, sino que nos referimos a actividades tan simples como pasear perros, limpiar el auto el fin de semana, ayudar con las cosas de la casa, etc. Hay padres que prefieren recompensar a sus hijos por obtener buenas calificaciones y obtienen muy buenos resultados, pues aseguran el desempeño de los hijos y le demuestran que estudiar es un deber que más tarde o temprano le rendirá frutos.

3

Nada es gratis en la vida

Enseñar a los niños cuál es el sentido del dinero y lo que significa comprar una u otra cosa con un dólar es una de las mejores lecciones que se les puede entregar. No todo es cuestión de precios, sino también de calidad y cantidad, por ello es necesario que entiendan desde pequeños el sentido que tiene el dinero y que nada es gratis, por lo que deben aprovechar ventajas ofrecidas por el propio mercado como son los cupones de descuento.

De esta lección podemos aprovechar para enseñar qué son los impuestos, cómo funcionan y el rol que cumple al incorporárseles en el valor que tienen las cosas al ser comercializadas.

4

La importancia de los presupuestos

El concepto de presupuesto es importante que se tenga claro desde la niñez porque marca la vida de una persona en todo momento. Aprendiendo en lo que consisten los presupuestos, entenderán que siempre va a ser necesario el privilegiar las prioridades antes que los caprichos, aunque también hay veces en que se pueden alcanzar ambas (pero no siempre).
En este sentido también es práctico unir el concepto de ahorro y presupuesto con la idea de inversión, lo que puede desembocar en adquisiciones que ayudan a recaudar más dinero en un futuro cercano, mediano o de largo plazo.

5

El doble filo de los préstamos

Nadie que entienda cómo funciona la economía se atrevería a decir que los préstamos son malos, sin embargo, sí podemos aseverar que son un arma de doble filo. El gran problema que tienen los créditos es que resulta demasiado fácil pedirlos y más sencillo aún el gastarlos, pero ¿Quién puede decir es fácil pagarlos? Todos queremos tener el último BMW que sale al mercado, pero ¿Cuántos están dispuestos a pagarlo por cinco años?

Para que la solicitud de un crédito no termine mal y acabe con las finanzas personales, lo más importante es tener claridad sobre el presupuesto que se dispone mensualmente, entender en qué se gastará el dinero pedido y qué puede esperarse de ello (ingresos – beneficios). Junto con lo anterior, es vital el ser responsable en el cumplimiento de la obligación de pago, ya que de otra forma los intereses de los que hablamos anteriormente nos jugarán una muy mala pasada.

Comentarios

quien se conduce con integridad anda seguro; quien anda en malos pasos sera descubierto.

Agregar comentario