Dominique Strauss-Kahn

(Andina). El New York Times publicó una conversación telefónica entre la camarera que acusó al ex presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, y un amigo en la que esta habría admitido que lanzó la imputación para conseguir dinero.

“No te preocupes. Este tipo tiene mucho dinero. Yo sé lo que hago”, habría dicho la mujer en conversación telefónica con un amigo desde un centro de detención de inmigrantes irregulares en el estado de Arizona, en Estados Unidos.

La conversación se realizó en un dialecto guineano, idioma materno de la mujer, y debió ser traducido por la Policía, según el New York Times.

Esta nueva revelación se produce después de que la Fiscalía de Manhattan encontrara “mentiras” e “inconsistencias” en la versión de la camarera.

De acuerdo a lo informado el viernes, la Fiscalía envío a los abogados del político francés un escrito en el que se señala que la mujer mintió durante la investigación iniciada en base a su acusación contra Strauss Kahn.

Según el documento, la mujer confesó que tras el intento de agresión, continuó con sus actividades con normalidad, y que no había permanecido en el pasillo de la planta 28 del hotel Sofitel, hasta que Strauss-Kahn abandonó sus instalaciones, tal como lo había asegurado en un principio.

No obstante, cuando se produjo la detención de Strauss-Kahn, una periodista francesa aseguró que el entonces presidente del FMI le había solicitado sexo a cambio de concederle una entrevista.

Mientras tanto, el otrora hombre fuerte del organismo financiero internacional quedó libre al serle levantado la orden de arraigo.

Tras la revelación de las inconsistencias en la versión de la camarera agredida, en Francia se comenta que las posibilidades de Strauss-Kahn de tentar la Presidencia de la República habrían renacido.

Puntaje: