Estudios de mercado

Si nos concentramos en lo que tradicionalmente se conoce como un estudio de mercado podemos retrotraernos a la época en la que el mismo se centraba en la normativa, el área financiera y el aspecto legal. La falta de Internet impedía el análisis de una de las variables fundamentales a la hora de iniciar cualquier proyecto emprendedor; la competencia. Un estudio de mercado es un instrumento de medición de necesidades de los consumidores con el objetivo de efectuar el lanzamiento de los bienes y servicios demandados lo que sin ninguna duda, reportará un beneficio para la empresa.

Adicionalmente, los estudios de mercado se centran en el análisis del comportamiento de la competencia, específicamente en el análisis de las carencias que presenta lo que la competencia ofrece como forma de ofrecer, si bien el mismo bien o servicio, un valor añadido.

Tradicionalmente los estudios de mercado se basaban en conceptos básicos y de sobra conocidos como los costes, la diferenciación con la competencia, la distribución, promoción, amortización, proyecciones y el beneficio que reportan.

Hoy, y de nuevo situándonos frente a frente con la apertura y adaptación inherente a la globalización, un estudio de mercado puede ser llevado a cabo a través del uso de las redes sociales, entendiendo como red social, la tela de araña creada por la red en sí misma.

Toda la información al alcance de un clic

Redes de redes, equivalente a lo que en inversiones se conocen como United Linked o fondos de fondos o fondos paraguas, que permiten, a través de la diversificación, la optimización de la rentabilidad. Lo mismo sucede con los estudios de mercado.

En términos de utilidad, el estudio de mercado se presenta como la estrategia propia a seguir por todo proyecto innovador, sea cual sea al área que pertenezca.

Las variables y su efectividad

El análisis debe partir de una acumulación de información sobre el sector que se pretende cubrir, qué está ofreciendo la competencia, qué resultados están teniendo, cuales son sus fortalezas y debilidades- una vez más, nuestro instrumento de medición FODA adquiere un papel relevante también en nuestros estudios de mercado previos al lanzamiento de cualquier nuevo bien, servicio o proyecto emprendedor.

Adicionalmente, se deben evaluar variables como inversiones necesarias iniciales, costes derivados, costes de producción, plazo de amortización de la inversión y beneficios esperados, reales, medios y óptimos, sobre los que se sentarán las bases de las distintas etapas del proyecto.

Conclusiones

Sea cual sea la “empresa” que se pretende iniciar, debe efectuar un estudio de mercado previo, un estudio de viabilidad, promoción, marketing, fortalezas y debilidades, este estudio podrá, habida cuenta del nivel de acceso a la información que existe hoy en día al alcance de todos, ser elaborado sin mayores esfuerzos y sentará las bases para que –a través del método empleado- vaya salvando cada etapa y sus objetivos parciales, hasta llegar a su objetivo final.

Es todo un reto y así hay que tomarlo, especializándose, informándose y formándose, siendo parte activa de un proceso en el que el esfuerzo se concentra en el análisis y el análisis se elabora a través de la información…

una información 2.0 que ya, llegó para quedarse. Las oportunidades están ahí, únicamente hay que lanzarse y aprovecharlas

Cuanto más concreto y completo sea su estudio previo, mayores serán las posibilidades de éxito y menores los riesgos asumidos.

Aproveche las oportunidades que encierra esta etapa de información 2.0 al alcance de todos, ahí y solo ahí, se encuentran las claves para lograr el éxito.

Agregar comentario