Sociedades secretas

Las sociedades secretas han tenido lugar durante toda la historia de la humanidad, quizás como una manera de mantener “segura” una determinada información que se plasma como el núcleo principal de lo que postula dicha sociedad o tal vez para evitar que la corrupción aceche sus filas, no obstante lo anterior, sí sabemos que hubo muchas sociedades secretas en el mundo, y que inclusive en la actualidad, siguen existiendo mas continuamos sin respondernos dos preguntas fundamentales, el por qué y el para qué.

Por el hecho de haber existido tantas sociedades secretas, haremos alusión a algunas, entre las que destacamos por ejemplo los Templarios, Assessinos, Sufís, Masones, Carbonería y Opus Dei. Por regla general todas estas sociedades secretas recién mencionadas tenían apartados en común, lo que no solamente consistía en funcionar debajo de la luz pública, sino que también, por sus ritos, costumbres y formas de operar en la realidad, aunque sus móviles son completamente disimiles en ocasiones.

No se tiene certeza respecto del origen de todas estas sectas, así por ejemplo, mientras se piensa que los Sufís son una de las sociedades ocultas más antiguas del mundo, se entiende que los Templarios habrían tenido en algún momento muchísimo poder en oriente y occidente, aunque por no haber tenido la capacidad de mantener sus territorios (defenderlo) y gracias a traiciones de viejos aliados, se vieron enfrentados con la Iglesia y terminaron desparramándose por el mundo, donde al parecer, habrían dado lugar algunos a lo que hoy conocemos como Masonería.

Conforme la complejidad de la historia de las sociedades secretas que han existido, describiremos parte de la historia de cada una, para así entender cómo funcionan y descubrir, si es posible, qué finalidad tenían.

Ashashins o Assessinos

Esta sociedad secreta nace en Persia y fue una orden religiosa, la que nació en el siglo XI y tenía por finalidad la de resguardar la Tierra Santa. Como para no creerlo, los cristianos no son los únicos que pueden decir que han sufrido las tribulaciones de una persecución, pues también los islámicos se disputaron en su momento la herencia de Mahoma. Con el paso del tiempo dejaron de ser lo que en sus comienzos pretendían y se transformaron en una orden política religiosa que se apodaba como Ashashins o Assessinos.

Lo principal en esta sociedad es la cábala, la gnosis y el hermetismo

Su primer gran maestro fue conocido como El viejo de la Montaña, o Hassan el Sabbah, donde al costado de un castillo los Assessinos gozaban de una especie de paraíso que les permitía descansar de buena manera luego de haber realizado una misión, o mejor dicho, de haber matado a su objetivo.

Paradójicamente tenían una indumentaria sumamente similar a los templarios, inclusive sus rangos eran muy parecidos, por lo que no se entiende en definitiva cómo puede haber ocurrido aquello.

Es preciso aclarar que, de cualquier manera, deberían ser los templarios quienes copiaran la jerarquía y conocimientos a los Assessinos ya que éstos son más antiguos y tienen vestigios de ello. La vida e historia conocida de este grupo llegó a su fin con la invasión de los mongoles en el siglo XIII, donde se mata al Viejo de la Montaña y algunos Assessinos alcanzan a escapar a India, donde se pierde el rastro.

Los Templarios

Esta sociedad secreta es bastante compleja y tiene en su historia innumerables recovecos de misterio, por lo que hasta la fecha no se logran desentramar varios de los dichos que se proclamaron mientras estaban activas de forma oficial, es decir, antes de que fuera traicionado el Gran Maestro por Felipe el Hermoso.

Según se cuenta, los templarios habrían pedido autorización de habitar la zona de las ruinas del templo de Salomón que fue destruido por la invasión de Nabucodonosor, a lo que el rey de Jerusalén, Balduino II, dijo que si a cambio de vigilar caminos, ayudar a viajeros, etc.

Sin embargo, nunca hicieron nada de lo prometido pero si habitaron las ruinas del templo de Salomón enclaustrándose por nueve años sin contacto ajeno alguno, donde no se sabe qué hicieron, qué encontraron y qué secretos develaron, aunque de cualquier forma las palabras que fueron pronunciadas mucho después por el Gran Maestro nos darían una pista.

Se redacto una llamada “Regla de la orden Templaria”, la cual estaba encargada a San Bernardo en el Concilio de Troyes, allí se le entregaron tantos privilegios a la sociedad templaria que muchas otras órdenes regulares protestaron, por lo que la antipatía de esta orden secreta no se dejo esperar.

Uno de los últimos templarios conocido como Ganceraud de Montpezat dijo “tenemos tres artículos que nadie conocerá, excepto Dios, el diablo y los maestros”

.

Poco a poco los templarios se hicieron con toda Europa, aún cuando comenzaron como una orden pobres, pero no fue suficiente pues terminaron divididos por las traiciones y la historia.

La Masonería

A los masones se le imputa como una de sus posibles fuentes de origen, el ser la sucesión de los caballeros templarios aunque ello no ha podido ser confirmado. De cualquier forma se sabe que desde los inicios de sus registros, esta sociedad tiende a traspasar la sabiduría de grupo en grupo, por lo que su necesidad de ser secreta se basa en la libertad que necesitan para manejar contenidos diversos que, de no ser revisados y conversado de forma oculta, habrían significado la hoguera en su momento.

Esta sociedad universal e iniciática hace uso de distintos elementos para conseguir sus fines, a saber simbolismos, ritos esotéricos, tradiciones y todo en pos del perfeccionamiento del hombre, tanto ético como espiritual.

Los masones sostienen que los seres humanos somos como una piedra llena de aristas, la que gracias al trabajo del “cincel y el mazo”, puede ser cubicada pues como humanos

.

La filosofía de vida de los masones es bastante lógica, y no obedece a ningún otro condicionamiento que no sea la propia historia. Estos libres pensadores sostienen que no vale la pena entrometerse en el campo de la religión, sino más bien consideran la existencia del llamado G.A.D.U., o lo que es lo mismo decir “Gran Arquitecto del Universo”, quien es una fuerza superior que rige y ordena la existencia de todo, por lo que de inmediato entendemos es el equivalente a Jehová, Dios o como quiera que le llamen las distintas religiones en el mundo.

Según se dice, fue tan cruel la inquisición de la iglesia por diferencias religiosas y por no querer que la cultura se propagará por miedo a perder el poder que ostentaban, que los masones se han comprometido a dejar completamente de lado cualquier tema vinculado a la religión, y basan todos sus móviles a un principio rector que es la tolerancia, pero que además posee tres elementos fundamentales: Igualdad, Libertad y Fraternidad.

Así, las sociedades secretas de las que ha tenido oportunidad saber el hombre se limitan siempre al control o manejo de información, por ello se entiende que inclusive en la actualidad puede esperarse este completamente activa una sociedad oculta de Assessinos, Sufíes o cualquier otra, con excepción de los masones que sabemos existen, pero no sus misterios ni su extraña vinculación con los templarios.

Agregar comentario