Hugo Chávez
Hugo Chávez

Hugo Chávez se caracteriza por muchas cosas, pero la que más llama la atención internacionalmente es su locuacidad, una que le ha provocado más de un problema a nivel mundial. Luego de entregado el resultado de las elecciones parlamentarias en Venezuela, Chávez no acudió a la fiesta de celebración de la supuesta victoria del PSUV y se limitó a no hacer declaraciones en su momento.

Luego de los comentarios de la oposición, que ven en la última elección un triunfo que abraza la democracia y quita apoyo a Chávez, el siempre irreverente presidente venezolano se limitó a llamarle la atención a los periodistas internacionales, quienes hasta el momento se han limitado a hablar de la pérdida del voto popular hacia el presidente de Venezuela, pero no atienden a que estas elecciones no son nacionales, dijo con tono burlón.

Aunque reconoció que los resultados fueron sorpresivos, no dijo que le dolió no alcanzar los 110 escaños que esperaba en el Parlamento. Hizo referencia a que el partido oficialista recibió más votos (5.422.040) que la oposición (5.320.175), y que la cifra de supuestos votantes a favor del MUD no eran tantos, pues había votos de otros partidos que no forman parte de esa coalición.

Dentro del discurso habitual del que hace uso Chávez para exponer su perspectiva de la realidad, el presidente insistió en el robo de votos por parte de la oposición y de forma burlona caricaturizó el actuar del MUD, señalando que la mayoría de votos la obtuvo pensando “quiquiriquí este pa´mi, quiquiriquí este pa´ti”. Mientras se repartían los sufragios válidamente emitidos, el supuesto robo de más de 520.514 votos formaba parte de pequeños partidos y no de la coalición de ultraderecha, motivo por el cual no hay lugar para un “ganamos” cuando se considera lo que no es propio.

No contento Chávez dijo que es histórico para la oposición este momento no por la supuesta victoria que alegan, sino más bien por haber robado los votos de las personas honestas a viva voz y por primera vez. Tachó a sus contrarios como expertos de la mentira y el engaño, pero no recordó sus momentos de locura al censurar medios de comunicación e imponer penas absurdas a profesionales de las comunicaciones sólo por pensar diferente.

Hugo Chávez ataca con sarcasmo y figuras políticas antagónicas

La oposición no hizo más que decir “Venezuela habló y se acercó un poco más a la democracia” para que Chávez de inmediato reaccionara y los tratara de mentirosos, malintencionados y pertenecientes a la cuarta república. Según su propio entender, toda esta campaña en su contra tiene como única finalidad el crear una especie de conciencia colectiva basada en los presupuestos burgueses de aquellos apátridas que defienden el imperialismo en Venezuela.

La técnica de resaltar lo propio y lo ajeno fue parte del show mediático que Hugo Chávez, por supuesto, no censura como sí hizo con los canales de televisión que no poseían la parrilla programática que deseaba ver. Aunque el presidente venezolano citó a Eduardo Galiano (periodista uruguayo) y su teoría del mundo al revés, no reparó en elogios para el día en que las elecciones se desarrollaron con normalidad y donde en 18 de 24 estados el oficialismo ganó por una ley electoral arbitraria y ridícula.

Puntaje: