Rusia denunció que los bombardeos de la coalición violan resoluciones de la ONU

(ANDINA) El último ataque aéreo de la coalición internacional contra la capital libia, Trípoli, que causó 19 muertos, constituye una nueva violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, según denunció hoy el Comisionado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia para los Derechos Humanos, Konstantin Dolgov.

"He aquí otra vulneración burda de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU 1.970 y 1.973. Es un hecho evidente e innegable que los ataques no logran detener el conflicto armado libio y únicamente aumentan el sufrimiento de la población civil", indicó Dolgov al leer el comunicado de la cancillería de Rusia.

Según el texto, Moscú continúa convencido de que la única vía para normalizar la situación en Libia y conseguir los objetivos autorizados por el Consejo de Seguridad incluye el cese inmediato de todas las hostilidades y la creación de condiciones para impulsar procesos de reconciliación política y paz nacional.

"Reiteramos nuestro llamamiento a todas las partes a que respeten rigorosamente las resoluciones mencionadas y las normas del derecho internacional humanitario y garanticen una protección real y no declarativa a la población civil de Libia ante las amenazas derivadas del conflicto", dice el comunicado.

La madrugada del pasado martes, la OTAN comenzó uno de sus mayores ataques contra Trípoli desde el inicio de la operación militar en el país africano. Esa noche, la capital libia recibió una veintena de impactos de proyectiles en cuestión de media hora.

Según medios de prensa, esta madrugada se escucharon otras seis explosiones en distintas zonas de Trípoli. El balance de estos últimos bombardeos asciende a 19 muertos, de acuerdo a los datos de las autoridades del país.

Libia vive sumida en la violencia desde mediados de febrero pasado, cuando en el país estallaron multitudinarias protestas contra el régimen de Muammar Gaddafi que posteriormente derivaron en un conflicto armado entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes.

El 17 de marzo, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución que impone una zona de exclusión aérea sobre Libia. Dos días más tarde, contra el país africano comenzó una operación militar internacional que cuenta con la participación de Reino Unido, Francia, EE.UU., Canadá, Bélgica, Italia, España, Dinamarca, Noruega y Qatar.

Puntaje: