Según el reporte anual del Buró de Censos de los Estados Unidos de América, uno de cada siete estadounidenses se encuentra en estado de pobreza.

La tasa general de pobreza alcanzó el 14,3 por ciento (43,6 millones de personas); el informe abarca el primer año del presidente Barack Obama en el cargo.
Con respecto al año anterior, la tasa de pobreza aumentó, dado que en el año 2008 alcanzó un valor del 13,2 por ciento (39,8 millones de personas).

El porcentaje de estadounidenses sin cobertura médica aumentó del 15,4% al 16,7%, debido a la pérdida de empleo y por ende, de un seguro médico, que muchos habitantes sufrieron luego de la crisis ecónomica mundial.
Según dijo el presidente Barack Obama al respecto: "Debido a la Ley de Recuperación y muchos otros programas de apoyo a los ingresos fiscales de las familias trabajadoras, los estadounidenses se mantuvieron fuera de la pobreza el año pasado".

Sin embargo, la tasa de pobreza fue la más alta desde el año 1994, aunque fue menor de lo que se esperaba (cerca del 14,7% o 15%).

Mississippi presentó el mayor porcentaje de personas pobres: 23,1%. Le siguieron en la lista: Arizona, Nuevo México, Arkansas y Georgia. Por otra parte, New Hampshire mostró el porcentaje más bajo: 7,8%.

Futuro

Para el año 2019, el gobierno estadounidense ha estimado que cerca del 93% de la población de EE.UU. tendrá seguro de salud.
Sin duda que los habitantes esperarán con ansias que así sea.

Puntaje: