Pequeñas empresas en Estados Unidos

En medio de las turbulencias políticas y económicas, aún prevalece la idea general de que este país es una cantera de oportunidades. Efectivamente, Estados Unidos ofrece cada año más y mejores condiciones para iniciar, desarrollar y consolidar, pequeños emprendimientos. Las iniciativas pueden ir desde negocios locales, hasta pequeñas empresas globalizadas, dependiendo del producto y los medios de comercialización.

Sin embargo, es de esperarse que ante la reciente crisis financiera, tanto los actuales como los nuevos emprendedores tengan dudas y se hagan planteamientos acerca de las fuentes de financiamiento, asesorías o cualquier herramienta que pueda serles de utilidad para sacar sus negocios adelante.

Las mejores y más efectivas ideas

Son muchas las ideas de negocios que han demostrado generar un buen rendimiento, y existen muchas otras con las que se puede innovar, y en este punto lo prioritario es conocer muy bien el mercado en todos los aspectos posibles y elaborar un plan de negocios realista, basado en información actualizada, con metas a corto y mediano plazo, en concordancia con los recursos disponibles, o al alcance por medio de financiamiento, y que establezca los objetivos con precisión.

Las últimas tendencias apuntan a la venta de productos naturales, sistemas de nutrición, ropa y artículos deportivos, bebidas energéticas, cuidado y atención de mascotas, servicios de estética y belleza, lavanderías ecológicas, reciclaje, actividades relacionadas con internet, videojuegos, y negocios con el Estado.

Las cifras lo demuestran

  • El 52% de los empleos provienen de las pequeñas empresas
  • Unos 19 millones de personas laboran en negocios con menos de 20 empleados
  • 18 millones de empresas pequeñas tienen entre 20 y 99 empleados
  • 15 millones de personas trabajan en negocios con un tope de 499 empleados
  • Más de 9 millones de pequeños negocios pertenecen a mujeres

Asimismo, las empresas pequeñas ofrecen más oportunidades de empleo a nuevos grupos como personas mayores, jóvenes y estudiantes o trabajadores de media jornada.

Apoyo gubernamental para pequeñas empresas

Estados Unidos posee uno de los más sólidos y efectivos sistemas de apoyo a los pequeños negocios que se han creado. Se trata del Programa de Asistencia Financiera de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa, cuyo objetivo principal es brindar apoyo a grupos minoritarios como hispanos, asiáticos, africanos y americanos de menores recursos.

Las SBA (por sus siglas en inglés), brindan garantías que se requieren para presentarlas a los bancos, cubriendo hasta 750.000 dólares o un 75% de la totalidad del monto financiado. El programa se ajusta a las necesidades particulares de cada negocio. Según este organismo “los pequeños negocios son los que impulsan la economía del país”.

Oportunidades para todos

Los planes de financiamiento abarcan actividades para la adquisición, construcción, mejoras, o renovación de locales o equipos. El programa ofrece oportunidades a los empresarios jubilados de poner su experiencia al servicio del Estado, en el área de asesoría para nuevos negocios o empresas con poca estabilidad, y promueve el joint venture para negocios con potencial de exportación.

La SBA también otorga préstamos a personas que han perdido sus viviendas o negocios debido a inundaciones, huracanes, y demás eventos naturales causantes de desastres.

Financiamiento privado

Los pequeños negocios pueden acudir igualmente al sector privado para obtener financiamiento. En ese caso, lo fundamental es presentar una garantía o aval, y demostrar con exactitud en qué se va a emplear el dinero y cómo lo va a cancelar. Los préstamos comerciales pueden ser: para capital de trabajo, o para cubrir cuentas a cobrar, además de las líneas de crédito.

Un plan de negocios bien presentado y respaldado, es el paso determinante para que la solicitud sea considerada por el órgano receptor. La propuesta, como se señaló, incluirá el motivo de la solicitud, el monto exacto requerido y el plan de inversión, acompañado de información financiera personal y avales o garantías.

Puntos a favor para la obtención de un préstamo

  • Buenas referencias crediticias
  • Estabilidad y antigüedad en las cuentas personales
  • Experiencia y conocimientos en la actividad comercial planteada

Aunque sea pequeño, debe estar en regla

No importa la dimensión y cobertura, cualquier negocio debe cumplir con las leyes y mantener sus permisos y pagos de impuestos al día. Con la asesoría apropiada que le brinda el propio sistema, el comerciante puede organizarse y llevar un buen control en ese sentido, evitando sanciones, cierres y hasta la clausura del negocio.

En caso de tener empleados, debe extremar el cumplimiento de las normas establecidas en materia de seguridad social y retenciones fiscales. Las principales regulaciones tienen que ver con los siguientes organismos:

  • Oficina de Impuestos Federales
  • Agencia Para la Salud y Seguridad Ocupacional
  • Servicio de Rentas Internas (IRS)
  • Administración Para la Seguridad Social

Si el negocio opera en la casa, igualmente debe cumplir con la reglamentación, y atender factores como la zonificación, y una serie de pautas de tipo sanitario.

También existen restricciones para algunos productos, si éstos se elaboran de manera artesanal o casera: medicinas y materiales relacionados, sustancias explosivas, venenos, químicos en general, y ciertos tipos de prendas de vestir. En algunos estados, las prohibiciones abarcan alimentos y bebidas.

Un aspecto a tener en cuenta

Los negocios y empresas pequeñas, se consideran la fuente principal de ingresos para los gobiernos locales y el gobierno federal, y por esta razón se habla actualmente, de un aumento en los impuestos, así como la creación de nuevas cargas impositivas.

Por otra parte, la agencia encargada de recaudar los impuestos, está llevando a cabo un programa de auditorías de pequeñas empresas, cuyo propósito es lograr un aumento considerable en dicha recaudación, por lo que los comerciantes de este sector, deben tomar medidas para mantenerse al día, y poder cumplir con las nuevas exigencias, pero indudablemente, los pequeños negocios siguen atrayendo a los emprendedores, y ampliando el horizonte económico de Estados Unidos.