Los Republicanos terminaron por rechazar el plan de empleo hecho por el presidente Obama, además de negar el alza de impuesto para financiarlo.

Mitch McConnell
Mitch McConnell

Los Republicanos rechazaron en el Congreso de Estados Unidos el plan de Obama para promover el empleo, argumentando que no es realmente un plan para tal cosa. Uno de los participantes más animados del debate fue el republicano McConnell, quien señaló al Senado que el planteamiento del presidente no era otra cosa más que “una buena intención” llena de detalles que hacen del plan algo poco serio.

Por otra parte, gran crítica generó el hecho de que Barack Obama haya propuesto financiar el plan de empleo que cuesta unos $447 mil millones por medio de un alza en los impuestos, pues no es un tema que los Republicanos estén dispuestos a conversar o tranzar. El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner señaló que se deben buscar “terrenos comunes”, pero que el alza a los impuestos está descartada por parte de ese partido.

Eric Cantor, de la Cámara Baja – también Republicano – ha dicho que ellos tampoco apoyaran un alza en los impuestos para financiar este plan o cualquier otro, por lo que es un tema que no está en discusión. De forma muy lamentable, la aprobación del plan de empleos de Obama puede que no se resuelva sino hasta pasadas las elecciones del 2012, por lo que muchas personas seguirán esperando a ver qué pasa con su situación económica en el tiempo medio.

A juicio de Cantos, temas como el alza tributaria o el mismo empleo son cosas que sería mejor tratar con el nuevo Gobierno, pues ya es difícil entablar algo a largo plazo con una gubernatura que está de salida.

Agregar comentario